jueves, 30 de diciembre de 2010

Decíamos ayer…

Así comienza Fray Luis de León, cuando tras cinco años de cautiverio en las cárceles de la Inquisición - algunos dicen Santa - vuelve a su cátedra de la universidad de Salamanca. Hoy quiero comenzar yo con sus mismas palabras y tratando de olvidar el desasosiego, la incertidumbre, la pena y la preocupación infinita en que nos hemos visto sumidos estos días pasados. Aún no ha acabado todo, pero ya el futuro no se presenta tan negro; tenemos a nuestra hija en casa.

Aquellos que conocen el motivo de nuestros pesares, saben a que me refiero. A aquellos que nos dieron ánimos, a aquellos que se volcaron con ella dando pruebas de amistad y cariño, mi reconocimiento más sincero.

A ti, joven desconocida, que prestaste tu auxilio y tu consuelo en el momento más difícil, gracias de todo corazón.

A los amigos, que en Urgencias pasasteis el mal trago durante horas, gracias, muchas gracias.

Se que es difícil que por este medio mi agradecimiento llegue a vosotros, pero quiero dejar aquí constancia, para que cualquiera que lea estas palabras, vea que hay gente maravillosa capaz de hacer cosas por los demás.

viernes, 17 de diciembre de 2010

Coubertin, Pierre de

Nacido en 1863 y fallecido en 1937. Pedagogo e historiador francés conocido por ser el renovador de los Juegos Olímpicos, que tomaron impulso en Atenas en 1896. Diseñó la bandera olímpica con los cinco aros enlazados que significan la fraternidad entre los cinco continentes.

Les Surfs.



En estos retazos de música retro, no podía faltar este grupo que en la España de los años sesenta alcanzó gran popularidad. Hace unos días vimos el video de esta canción de las Ronettes, pero hoy veremos como suena en español en la voz de Les Surfs.


Como de costumbre, el agradecimiento para el autor.

jueves, 16 de diciembre de 2010

Las crónicas de Genarón; El Vejete.

Me llamaban Genarón posiblemente por mi talla; todos decían que era grande, grandón para ser exactos, y algunos... gordo. Envidiosos sin duda de mi prestancia. Es cierto que a punto de llegar a los cuarenta, mis pectorales se habían aflojado un tanto y parecía que tuviera el pecho de una púber. Es cierto que mi cintura me obligaba a portar tirantes además del cinto, pero ni una cana en mi espléndida cabellera y un físico que para si lo quisiera el Kirk Douglas en sus buenos tiempos.

Digo esto, porque no acierto a comprender como es que no me como una rosca, en comparación a otros de los que a modo de ejemplo, contaré una anécdota que me sucedió no hace mucho.

Trabajo en la garita de un aparcamiento subterráneo. Cobro a los que no quieren perder tiempo con la máquina de la entrada, o a los que no tiene cambio, en fin a los que se empeñan en fastidiar. Vigilo las pantallas de las cámaras instaladas y estoy, que se enteren, para las emergencias que puedan acontecer. Como es un aparcamiento situado cerca de lugares de ocio, o sea, bares y discotecas principalmente, hay turno de noche. Y fue una de estas noches, en que placidamente estaba metiendo mano al bocata y bebiéndome una cerveza, cuando entró un todo terreno de esos caros. Al volante un vejete que buscó la plaza más recóndita del aparcamiento. Necesariamente, para salir andando, lo habían de hacer por delante de mi cabina, pero juzgué que el tiempo pasaba y por allí no aparecía el condenado viejo.

Esperé un tanto más y cansado ya, enfoqué una de las cámaras hacia el coche. Movimientos sospechosos se adivinaban, más que se veían dentro del vehiculo, y con esto de tanto asesinato, me empecé a poner nervioso. Durante unos minutos dudé, con la mano sobre el teléfono, si llamar a la policía. Hasta que por fin me decidí. Los nacionales llegaron con las sirenas en silencio. Les conté y mostré lo que creía ver y ellos desenfundaron rápidamente y a pie, con precaución, escondiéndose tras las columnas se dirigieron hacia el auto.

- ¡Alto, policía, salgan con las manos en alto!- Decían apuntando sus armas al interior.

- ¡Abran las puertas despacio, asomen sus manos, y bajen inmediatamente!

En el interior cesaron los movimientos, una de las puertas traseras se abrió lentamente y la luz interior del vehiculo se encendió. Aparecieron primero las manos, luego la cabeza del viejo y todo su cuerpo por fin... con los pantalones en los tobillos. Su escuálido cuerpo se mostró tal cual y a poco se mata al saltar a tierra, Tras él, una joven mulata en pelota como la echara su madre al mundo le siguió.

¡Puñetero viejo! ¿Acaso no tenía otro sitio para su ligue?

Por lo que se ve, no. Fuera hacía frío, estaba casado y era bastante conocido por lo que no se atrevía a ir a un hotel. Me lo contó dos semanas más tarde, cuando tras deslizar- sin soltarlo- por la ranura un billete de veinte, me dijo; ¿Harías la vista gorda esta vez?

- Contésteme a una pregunta, ¿Cuanto le cobra?

- ¿Te ofendería si te digo que... nada?

Ribaldo, da.

(Del fr. ant. ribalt, este de riber, retozar, y este del a. al. ant. rîban, frotar, fregar; cf. a. al. medio rîben, yacer carnalmente, y rîberlîn, prostituta).

1. adj. Pícaro, bellaco.
2. adj. rufián (que trafica con mujeres públicas).
3. m. Soldado de ciertos cuerpos antiguos de infantería en Francia y otros países de Europa.

Fiado de mi prodigiosa memoria encontré en una libretita; "Ribaldo, palabras" y, como no podía ser de otra forma, por más esfuerzo que hice, no he sido capaz de recordar donde he oído o leído esta palabra. Lo que digo, memoria prodigiosa.

Visto lo anterior me puse a buscar y encontré que Ribaldo es el escudero del Caballero Cifar o Zifar, protagonista del libro de autor desconocido que lleva su nombre. Lo buscaré para leerlo y poder comprobar esa semejanza existente entre Ribaldo y nuestro Sancho Panza.

También encontré la dichosa palabra, escondida en; "De la disputa que hubieron griegos y romanos." del Arcipreste de Hita, en su libro del buen amor. Al leerlo, apareció en la nebulosa de mi mente la sensación de que no era la primera vez que lo hacía.

..."et porque de buen seso non puede omen reír,

avré algunas burlas aquí a enxerir:

cada que las oyerdes non querades comedir,

salvo en la manera del trovar et del desir.

Entiende bien mis dichos, e piensa la sentençia,

non me contesca contigo como al doctor de Greçia

con 'l ribaldo romano e con su poca sabiençia,

quando demandó Roma a Greçia la sçiencia"...



..."Estando en su coyta dixo un çibdadano,

que tomasen un ribaldo, un bellaco romano,

segund Dios le demostrase faser señas con la mano,

que tales las fisiese: fueles consejo sano"...

miércoles, 15 de diciembre de 2010

La flor de la... Ctenanthe.

Nombre científico: Ctenanthe oppenheimiana.

Nombre común: Cenante.

Planta original de Brasil, necesita buena luz, pero no sol directo por lo que mejor es tenerla en el interior y con temperaturas alrededor de los 16/20ºC. Ojo con la calefacción en invierno.

De hojas lanceoladas, con líneas blanco - grisáceas muy vistosas, Se recomienda cambiar de maceta cada dos o tres años y abonarla cada dos meses.

Necesita humedad por lo que es conveniente el riego cada dos o tres días. Si le falta agua, si es calcárea, o tiene demasiada temperatura, enseguida te lo dicen las hojas; amarillean.
Puede sufrir ataques de la cochinilla y araña roja - nunca ha sido mi caso- y la savia está considera como tóxica o irritante.
La flor es poco atractiva, en forma de espiga y no tiene un mes determinado para florecer. Este año lo hizo en noviembre. (Aunque la foto es muy mala, es eso marrón del centro).

Cher



Esta carrozona incobuatible, que hace unos días estuvo en España, y que está muy bien -olvidemos el bisturí- es una cantante, actriz, compositora, diseñadora y productora que ha sido galardonada por su trabajo musical y como actriz. Entre sus premios cuenta con; Óscar, Grammy, Emmy, Globo de Oro y un premio en el Festival de Cine de Cannes.

La canción que interpreta La Diosa del Pop, la suelo poner a menudo como fondo cuando me da por escribir. Estuve dudando con Strong Enough que también me gusta cantidad.

lunes, 13 de diciembre de 2010

La reina de Sabá y sus pies de cabra.

Hace un par de años, un grupo de arqueólogos de la Universidad de Hamburgo, anunciaron el hallazgo de los restos del palacio de la legendaria reina de Sabá en la localidad etíope de Axum-Dungur, cerca de la frontera con Eritrea. Esta noticia, que no he seguido, fue puesta en duda por otros arqueólogos y no se en que terminó. Lo cierto es que de Salomón y la reina de Sabá, Bilkis para los árabes, se ha escrito a raudales e incluso se han hecho varias películas.

Hoy os contaré un cuento que nació en la Arabia del sur.

El sabio rey Salomón y la hermosa reina de Sabá se admiraban mutuamente. Bilkis llegó a Jerusalén para admirar la sabiduría de Salomón y de paso a probarle por medio de enigmas. De aquellos enigmas se sabe hoy muy poco, pero antiguamente eran comprendidos hasta por los niños aunque no supieran leer ni escribir.

Salomón se entera de algo terrible; la reina tiene pies de cabra. Como no quería ponerla en un aprieto y no podía pedirle que se levantara la falda para mostrarle los pies, ideó algo especial. El sabio mandó construir un suelo de cristal imitando el reflejo del agua, lo mismo que si fuera un océano. Un día, Salomón se hallaba de pie junto a ese magnifico suelo de cristal y la reina de Sabá en el otro extremo. Salomón pidió cortésmente a la reina que se acercara a él, entonces Bilkis, creyendo que debía atravesar una extensión de agua, se levantó las faldas y pisó el suelo de cristal. Con gran alivio el rey comprobó que la reina tenía los pies completamente normales.

Cousteau, Jacques-Yves

Nacido en 1910 y fallecido en 1997. Oceanógrafo francés inventor de una escafandra autónoma y que dirigió diversas expediciones a bordo de de su nave oceanográfica Calypso. Cineasta que filmó "El mundo del silencio" y "El mundo sin sol".

domingo, 12 de diciembre de 2010

Los Rolling.



Con el lanzamiento de «Satisfaction» en 1965 alcanzaron el estrellato internacional y se establecieron como una de las bandas más populares en la escena musical. Pero a los Beatles, con los que mantivieron una gran rivalidad, jamás los volveremos a ver juntos y los Rolling siguen dando caña.

Billetes de banco; Japón.

La moneda oficial de Japón es el Yen. El cambio está en 111 yenes por un Euro aproximadamente y los billetes en cieculación son de 100, 500, 1000, 5000 y 10000 yen.
En el anverso el Conde Itagaki Taisuke nacido el 21 de mayo de 1837 y fallecido en Tokio, 16 de julio de 1919. Fue un político japonés líder del Movimiento de la Libertad y de los Derechos Populares, grupo que pasó a ser el primer partido político de Japón.

En el reverso el Edificio Nacional de la Dieta es el lugar donde se encuentran ambas cámaras de la Dieta de Japón. Las Sesiones de la Cámara de Representantes se llevan cabo en el ala izquierda y las sesiones de la Cámara de Consejeros en el ala derecha. La construcción de la dieta se acabó en 1936.

sábado, 11 de diciembre de 2010

Cortés y los cocuyos.

El Pyrophorus es un género de coleópteros polífagos de la familia Elateridae conocidos vulgarmente como tucu-tucus, cocuyos, cocuys, cucubanos, saltapericos o tagüinches. Son luminiscentes, aunque no están emparentados con las luciérnagas, de unos 3cm, color café, con dos manchas amarillas que de noche producen una luz azulada.

Bien, ya sabemos lo que es un cocuyo, ahora veremos que hicieron estos coleópteros por Hernán Cortés.

Enterado Cortés de que Narváez había desembarcado tropas en Veracruz, con la orden de destituirle y conducirle prisionero a Cuba, por el delito de rebelión y por extralimitarse en el empeño de sus funciones, se decidió a salir al paso de Narváez y combatirle.

Narváez traía dieciocho barcos con 900 hombres, de entre ellos 80 eran jinetes, 80 arcabuceros, 150 ballesteros y numerosos cañones. Cortés, que había entrado en la gran metrópoli mejicana y tenía prisionero a Moctezuma, decidió salir a su encuentro.

Cortés estaba sentado en un polvorín pronto a estallar, de un lado tuvo que convencer a sus hombres de que el reparto del tesoro de Moctezuma era justo y que vendrían ganancias mayores. Difícil explicar a su gente, como de los 162.000 pesos en oro en que valoraron el tesoro, a cada uno de ellos solamente les tocaban 100. Del otro, un pequeño grupo de españoles ocupando una ciudad que se estimaba tenía 65.000 casas y que podía poner en pie guerra a más de cien mil guerreros. Y ahora se le venían encima las fuerzas del gobernador Velazquez que encargaba a Narváez su apresamiento por desobedecer las órdenes.

Cortés deja a Pedro de Alvarado como jefe de la guarnición y guardián del rehén más precioso; Moctezuma, un emperador que, fiel a la palabra dada, desoye a sus consejeros que le instaban a la sublevación en un momento crucial. Las dos terceras partes de su ejército se quedan con Alvarado, y él con setenta soldados y el refuerzo de doscientos indios, salió al encuentro de Narváez.

Los exploradores comunican a Cortés que Narváez está en Cempoala y solamente la corriente de un río los separa. La noche llega y con ella un gran temporal, Narváez que ya estaba dispuesto a bajar a la ribera para entablar lucha, es aconsejado por sus oficiales ante las protestas de los soldados, para no hacerlo. Convencido de que aquella lluviosa noche no cabía esperar un ataque de Cortés y confiando en la superioridad de hombres y armas, se retira a la ciudad.

Cortés, vadeando el río sorprende a los centinelas y al grito de "Espíritu Santo" penetran en el campamento de Narváez. La sorpresa fue total, la lucha, breve y terrible, iluminada solamente por los incendios de las casas y las descargas de los cañones. Se dijo que los cocuyos intervinieron en favor de Cortés, presentándose de repente en bandadas y volando entre los defensores, de modo que estos creyeron estar batiéndose con un ejército con potentes armas de fuego. Luego, la mayoría de los vencidos pasaron a servir a las órdenes de Cortés que consiguió un rico botín en armas y caballos.

El reparto del tesoro.

Para calcular el valor del tesoro de Moctezuma, los españoles tuvieron que construir balanzas y pesas, pues los aztecas, grandes matemáticos, no conocían los sistemas de peso. En aquella época, los 162.000 pesos de oro eran una cantidad fabulosa y que se supone que ningún soberano europeo tenía en sus arcas.

Cortés lo repartió así: Para Su Majestad el rey; un quinto. Para si mismo, que equipó los barcos a costa de endeudarse; un quinto. Para Velázquez, como gobernador; un quinto. Para los oficiales, arcabuceros, artilleros, ballesteros y la guarnición que dejara en Veracruz; un quinto. Para los soldados; un quinto.

Alhucema.

Posiblemente alguien piense que me he equivocado y que me falta una S al final del vocablo. Pues no señor, el que cree que me equivoque, lo hace por la connotación existente entre alhucema y Alhucemas. La primera la repetiremos sin duda en el apartado de flores, ya que alhucema no es otra cosa que:

(Del ár. hisp. alẖuzáma, y este del ár. clás. ẖuzāmà).
1. f. espliego.

En cuanto a la segunda, y aunque el lugar se denominase así por la abundancia de espliego, "es una ciudad de Marruecos, capital de la región del Rif. Capital de la provincia del mismo nombre, situada en la costa mediterránea, en la parte oriental de la bahía homónima y junto al peñón de Alhucemas. La actual Alhucemas tuvo su origen en el poblado establecido por España después del desembarco llevado a cabo en ese lugar durante la guerra del Rif (1926), aunque en ese momento se denominó Villa Sanjurjo, en honor del general Sanjurjo, uno de los protagonistas del citado desembarco. A partir de ahí se produjo el primer asentamiento civil fundador de la ciudad." (Copiado de Wikipedia tal cual)

viernes, 10 de diciembre de 2010

El maullido del gato.

Se suele decir que la cabra tira al monte. Y es que los humanos, tendemos a no variar de costumbres. Aunque solamente de vez en cuando, ya nada me ataba al pueblo, volvía por allí. Desviaba kilómetros mi camino, para visitar a los pocos vecinos que aún quedaban con vida de aquel que otrora fuera lugar de mi niñez. Las casas, antaño repletas de gente, estaban ahora cerradas unas, deshabitadas otras y apunto de derrumbarse las más. Solamente cuatro viejos, incapaces de abandonar el lugar donde nacieron, de finiquitar un modo de vida, que a aquellas alturas, en ningún lugar podían encontrar.

Hacía tiempo que me había dicho a mi mismo, que no volvería, pero por algún motivo había fuerzas superiores que me impelían a ello. Me apenaba en sobre manera comprobar la ansiedad con que te recibían, el afán con el que escuchaban las novedades que les pudiéramos traer, y que sin duda serían el centro de las conversaciones durante un tiempo, la petición, casi un ruego, para que te quedaras un poco más. Te invitaban a café, te cargaban una bolsa con patatas o manzanas, con unos huevos "de casa" si los había, todo para que alargaras aquellas breves estancias. Ellos, los que quedaban, tenían hijos y nietos que los visitaban, sobre todo en el verano, pero así y todo, su soledad parecía inmensa. El panadero conocía estas soledades y todos los días perdía algo de su tiempo con los vecinos, les subía la prensa o las medicinas... también el pescadero, pero este tenía más prisa, no hacía recados.

A Sara, como a Manuel, Modesta, Josefa, Aquilino, Esperanza o Pilar, los conocía, me conocían desde que nací. Y tal vez yo les debía algo, no recordaba que, pero algo les debía.

- Estoy mal - me decía Sara - desde que murió mi Paco tengo dolores de espalda, se me hinchan mucho las piernas y ando fastidiada con la tensión. Pero lo que me da un miedo atroz, es que se me olvidan las cosas, de noche me despierto y no se donde estoy; ahora dejo las contraventanas abiertas, pues en la oscuridad, había veces en que no sabía si estaba viva o muerta.

- No exageres Sara - le decía yo tratando de quitar importancia- pero si quieres, mañana vengo y te llevo al médico. Es natural que estés un poco deprimida.

- Ahora llevo unas noches en que despierto oyendo a un niño llorar. Es un lloro continuo, tristísimo, y siento que su madre no lo puede consolar. ¡Fíjate, un niño aquí!

Dicen que los sueños tiene un significado, pero yo jamás lo creí. A pesar de que José interpretó los del Faraón y de que está escrito en el Génesis, para mi eso era leyenda. Por eso le dije a Sara...

- Es tiempo de gatos, Sara, y ya sabes que cuando están en celo, alguno tiene un maullido como de niño, no te preocupes, será solo un gato.

No creo que ella quedara muy aliviada con mis palabras, pero yo si me fui preocupado. ¡Un gato! ¡Valiente mamarrachada!

La llamé por teléfono al día siguiente por la mañana, no contestó; tal vez estuviera en la huerta. La volví a llamar de noche... y no contestó. Negros augurios nublaban mi mente. Al otro día llame a su hijo Fermín y me dijo que la habían encontrado muerta, al pie de la ventana de su habitación. Quizá aquella noche quiso comprobar si en realidad era el gato el que lloraba.

jueves, 9 de diciembre de 2010

Nancy Sinatra,



Admirad el salero que tiene la hija de papi Sinatra.
En ese tiempo estaba yo en la mili y se me iban los cuartos en aquellas gramolas automáticas que había en muchos bares. He visto que por una similar a esta de abajo, se piden doce millones de euros, increible aunque esté adaptada para Cd. Creo que han puesto algun cero de más.
 

La vulnerabilidad de los dioses.

Hablando de la gran fe que Schliemann tenía a los clásicos y sobre todo a Homero, decía yo el otro día; "Para los eruditos de aquel tiempo, el relato no tenía valor histórico y se creía que pertenecía al mundo de la mitología. Para corroborar aquello que decían, se basaban en que la Ilíada comienza hablando de dioses; Apolo, Zeus, Hera o Afrodita y los convierte en personas vulnerables."

Vamos a comentar la manera, la forma de la que se vale Homero para hacer a los dioses vulnerables.

Diomedes es el único de los héroes que combate contra los dioses; ataca a la diosa de la belleza que trata de de quitarle un adversario al que iba a dar muerte; "Calando la afilada pica, rasguñó la tierna mano de la diosa; la punta atravesó el peplo divino, obra de las mismas Gracias, y rompió la piel de la palma, y brotó sangre divina, o por mejor decir, el icor, que tal es lo que tienen los bienaventurados dioses, pues no comen pan ni beben el negro vino, y por esto carecen de sangre y son llamados inmortales."

También hiere a Ares; "Cuando Ares, funesto a los mortales, vio al ilustre Diomedes, dejó al gigantesco Perinfante tendido donde le había muerto y se encaminó hacia Diomedes, domador de caballos. Al hallarse a corta distancia, Ares, que deseaba quitar la vida a Diomedes, le dirigió la broncínea lanza por encima del yugo y las riendas; pero Atenea, la diosa con ojos de lechuza, cogiéndola y alejándose del carro, hizo que aquel diera el golpe en vano. Diomedes, valiente en el combate, ataca a Ares con la broncínea lanza, y Palas Atenea, apuntándole a la ijada del dios, donde el cinturón le ceñía, hirióle, desgarró el hermoso cutis y retiro el arma. Ares gritó como gritarían nueve a diez mil hombres que en la guerra llegaran a las manos; y temblaron amedrentados, aqueos y teucros. ¡Tan fuerte bramó Ares, insaciable de combate!"

La diosa Afrodita corre a refugiarse en el regazo de su madre Dione, que le pregunta cual de los dioses la maltrató. Y afrodita responde "Hirióme el hijo de Tideo, Diomedes soberbio, porque sacaba de la liza a mi hijo Eneas, carísimo para mi más que otro alguno."
Dione trata de consolar a su hija Afrodita, lamentándose de las ofensas que reciben de los hombres, excitados por ellos mismos y como consecuencia de sus desavenencias; "Las toleró Ares cuando Oto y el fornido Efialtes, hijos de Oleo, le tuvieron trece meses atado con fuertes cadenas en una cárcel de bronce; allí pereciera el dios insaciable de combate si su madrastra, la bellísima Eribea, no lo hubiese participado a Hermes, quien lo sacó furtivamente, casi exánime, pues las crueles ataduras lo agobiaban."
Continúa Dione relatando las ofensas de los hombres, pero, para no parecer vulnerables en demasía, aplica la moraleja; "¡Insensato! Ignora el hijo de Tideo que quien lucha con los inmortales ni llega a viejo, ni los hijos le reciben llamándole padre y abrazando sus rodillas de vuelta del combate y de la terrible pelea."

Pero Diomedes volvió a Argos, y aunque en algunas versiones, tuvo un feliz regreso, otros relatos contaban que su mujer Egialea y el amante de ésta, Cometes, intentaron matarle. Diomedes logró salir vivo de la emboscada y huyó al sur de Italia.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

El canto del gigante.

En el año 1672 el padre Johan Michael Vansleb de Erfurt, fue considerado como el primer occidental, que investigó las ruinas de dos colosales estatuas mencionadas por Herodoto (485/425 a.C.) y correspondientes al rey Amenofis III. Los griegos las llamaban "columnas de Memnón".

Cuando la madre Eos, diosa de la aurora, hija de Hiperión, el fuego astral, y Tea, diosa de la vista, surgía en el horizonte, su hijo Memnón gemía y se quejaba con un tono que no era de este mundo, pero que emocionaba a cuantos lo oían. Noticias hay de ello por Estrabón y Pausianas.

El emperador Adriano visitó Egipto con su esposa para oír los lamentos de Memnón y al parecer, les emocionó como ninguna otra cosa en su vida. Años más tarde, Septimio Severo mandó restaurar la parte superior de las estatuas con bloques de asperón, y el ruido desapareció.

Nadie sabía el motivo por el cual las estatuas producían aquel canto, pero todos achacan a Septimio y su obra de reconstrucción el que dejaran de hacerlo. Se supuso que la labor del viento sobre la piedra durante siglos era la causante, hoy es otra la explicación; las frías noches del desierto hacen que el rocío se adhiera a las piedras, con el día cambia la temperatura provocando la evaporación de ese agua, que al salir por las grietas producía el sonido.

Una de las estatuas, de unos doce metros de altura conserva aún el dedo corazón de una de las manos con una longitud de 1.38 metros.

Ray Charles.



Ray Charles Robinson, nacido el 23 de septiembre de 1930 - 10 de junio de 2004. Natural de Albani, Georgia (Estados Unidos). Fue un cantante y pianista de soul y jazz, ciego desde los 7 años por un glaucoma.

martes, 7 de diciembre de 2010

Chubby Checker

Ernest Evans, conocido como Chubby Checker. Nacido en Spring Gulley, Carolina del Surn el 3 de octubre de 1941 y considerado por muchos como el "Rey del Twist", estudió en el South Philadelphia High School al lado de Frankie Avalon.

Fortún Jimenez Bertandoña.

Hablamos hoy del primer europeo que desembarcó en lo que hoy es la península de Baja California; Fortún Jiménez, piloto y navegante español,  al que sus actos reprobables llevaron a la muerte.

Al mando del navío Concepción, que zarpó desde el hoy puerto de Manzanillo Colima el 30 de octubre de 1533 iba, por patrocinio de Cortés, el capitán Diego de Becerra.
 Fortún se amotinó y lo asesinó mientras dormía, abandonando a los tripulantes heridos que se mostraron fieles al asesinado capitán, en las costas de Michoacán, junto con los frailes franciscanos que le acompañaban en la travesía.

Fortún Jiménez navegó siguiendo la costa y llegó hacia una apacible bahía, de lo que él pensó era una isla. Allí se encontró con nativos que hablaban una lengua desconocida y que andaban semidesnudos; los Pericúes, que habitaban la parte sur de la península.

Los tripulantes que le acompañaban, al ver a las mujeres semidesnudas se dedicaron a tomarlas por la fuerza y a robar las abundantes perlas que los nativos extraían de las conchas de moluscos. Esto provocó un violento enfrentamiento, que terminó con la vida de Fortún Jiménez y algunos de sus compañeros. Los sobrevivientes huyeron del lugar, a bordo del Concepción y tras varios días de navegación errática, pudieron llegar a las costas del hoy estado de Jalisco. Allí se encontraron con gentes de Nuño de Guzmán - enemigo acérrimo de Cortés y a decir de Fray Bartolomé de las Casas "gran tirano"- quienes les requisaron la nave y los tomaron prisioneros.

lunes, 6 de diciembre de 2010

Templarios y Hashshashín.

Hubo un rey en Jerusalén - Balduino II - que estuvo prisionero durante un año del emir Balán. Al parecer, cuando se hubo pagado su rescate, refirió que había sido tratado con caballerosidad, que discutió con el emir de filosofía y de religión, llegando a la conclusión de que las costumbres de su enemigo eran más civilizadas y refinadas que las de los cristianos.
Tal vez sufriera el llamado síndrome de Estocolmo, aunque estamos hablando de tiempo de cruzadas. Tal vez él no conocía a los ismaelitas, no es el caso, o su forma de actuar, que tampoco. Quizá fuera porque los métodos de unos y otros no distaban mucho.

La doctrina de los ismaelitas era un compendio de muchas corrientes; Judaísmo, Cabala, Gnosis y Corán. Desde Egipto llegaron hasta Persia y Siria bajo la dependencia de los llamados "Viejos de la montaña". Un imán gobernaba toda la secta, siendo los viejos de la montaña los sacerdotes que presidían las comunidades.

Los de Siria se denominaban hashshashín o  hassassins; "asesinos", de hashish, la droga de cáñamo que antes de la batalla se les suministraba a los combatientes. Gracias al los efectos esta droga, el Viejo eliminaba a sus enemigos haciéndolos asesinar.

Según cuentan las crónicas de la época, un día, llegó un mensajero de un rival del Viejo con un ultimátum. Saliendo ambos a la explanada de la fortaleza, el Viejo llamó a uno de sus adeptos y le ordenó que se matase y a otro que se arrojase al vacío. Sus órdenes fueron cumplidas de inmediato. Entonces dijo al embajador que volviese y refiriese lo que había visto. "Informa que tengo aquí 70.000 hombres dispuestos a morir a como estos dos a la menor señal."

Aunque entre los templarios y los ismaelitas hubo matanzas hasta que el ultimo hombre quedara en pie, acabaron por estimarse y a finales del s.XIII, estas encarnizadas luchas habían cesado: se encontraban en campo neutral y allí discutían sobre doctrina. De ahí que a los Templarios se les acuse sin pruebas decisivas, de copiar de los asesinos sus doctrinas esotéricas.
Balduino de Bourcq fue el segundo conde de Edesa de 1100 a 1118, y el segundo rey de Jerusalén. Fue coronado como Balduino II el Domingo de Resurrección (14 de abril) de 1118, manteniéndose en el cargo hasta su muerte por enfermedad el 21 de agosto de 1131. Fue enterrado en la Iglesia del Santo Sepulcro.

Zoilo.

No creo que a estas alturas, a no ser en algún pueblo remoto, o por imperativo de alguno de los familiares, se imponga este nombre a un niño, o Zoila si es niña. Hace años no era tan raro encontrar a alguien, y se me viene a la mente Zoilo Ruiz Mateos, sobradamente conocido.

Aunque yo me llamase Zoilo, y tuviera la posibilidad de tener un hijo a mis años, doy por sentado que jamás le pondría este nombre sabiendo que...

Zoilo;
1. m. Crítico presumido y maligno censurador o murmurador de las obras ajenas.

De todos modos, y por si alguien se sintiese ofendido, cosa que jamás pretendo, dire que San Zolio era natural de Córdoba y fue perseguido por los emperadores Diocleciano y Maximiano por predicar públicamente la fe de Cristo. Se intentó hacerle cambiar de creencias mediante palabras, regalos y amenazas sin conseguirlo, por lo que fue condenado a muerte tras haberle azotado, atormentado con las uñas de hierro y sacado los riñones por la espalda. Su cuerpo fue enterrado en el cementerio de extranjeros para que no pudiera ser reconocido por los cristianos.
He encontrado iglesias bajo la advocación de este santo en Navarra, Córdoba, Carrión de los Condes, Antequera...

domingo, 5 de diciembre de 2010

Schliemann y su tesoro.

Si nos situamos en los días en que Schliemann vivió, podremos constatar que Homero era considerado como el cantor de un mundo antiquísimo desaparecido. Se dudaba de su existencia y sobre todo, de cuanto relataba. Para los eruditos de aquel tiempo, el relato no tenía valor histórico y se creía que pertenecía al mundo de la mitología. Para corroborar aquello que decían, se basaban en que la Ilíada comienza hablando de dioses; Apolo, Zeus, Hera o Afrodita y los convierte en personas vulnerables. Pero Schliemann creía firmemente en Homero, no dudaba de que la correa del escudo de Agamenón tenía el aspecto de una serpiente de tres cabezas, no dudaba de las descripciones de las armas, utensilios o carros de combate con todos su detalles. Imposible creer que las hazañas, odios y amores de Eneas o Aquiles, Héctor o Patroclo hubieran sido solamente invenciones sin base ni fundamento. Así que, Schliemann se dirigió al reino de los aqueos en busca de Troya.

Muchos de los hombres de ciencia parecían estar de acuerdo, en que si de verdad Troya hubiera existido, el lugar más adecuado donde buscar era en Bunarbashi ya que allí había dos fuentes y las casas tenían hasta doce nidos de cigüeña.

Homero canto XXII, versos 147 a 152;
"Allí brotan dos fuentes rumorosas de las que nacen dos riachuelos afluentes del turbulento Escamandro. La una mana siempre agua caliente, como el humo del fuego ardiente; la otra está siempre fría como el granizo, incluso en verano, y en invierno arrastra trozos de hielo."

Pero a Schliemann no le pareció el lugar adecuado; estaba a tres horas de la costa mientras que Homero decía que el castillo de Príamo no estaba lejano de ella. Tampoco, y dado lo empinado de la colina, podían haber subido por allí el caballo de madera que Ulises mandara construir en la playa. En cuanto a las fuentes no había dos, sino cuarenta; "Kirk Gios", los cuarenta ojos y todas ellas a la misma temperatura. Tampoco existía indicio alguno de ruinas. Había que buscar en otro lugar.

Sus ojos se fijaron en un pueblo llamado Hissarlik, que significa "palacio", donde Frank Calvert tenía una propiedad y donde había realizado algunas excavaciones. Una suave colina de forma rectangular, cerca de Bunarbashi, a una hora de la costa y que en tiempos más antiguos se llamó Nueva Ilión. En este lugar había estado, según Herodoto, Jerjes, que había inspeccionado los restos de la Pérgamo de Príamo y sacrificado mil terneros a Minerva. Aquí no era difícil para los aguerridos héroes dar tres vueltas a la ciudad, como Aquiles hiciera persiguiendo a Héctor.

En 1869 se casó en segundas nupcias con la griega Sofía y en el 70 comenzó las excavaciones. Halló armas, joyas, vasos... y hasta nueve ciudades construidas una sobre la otra. En la penúltima capa halló restos de una puerta gigantesca y creyó estar cerca del palacio de Príamo y de la famosa Puerta Escea. Cuando, y tras hallar gran cantidad de tesoros científicos, estaba dispuesto a abandonar el trabajo, cuando había quedado demostrado que Homero no hablaba de leyendas y mitología y de que Troya no era una fantasía, vio algo en un punto determinado, tomó a su mujer del brazo y le murmuró:
¡Oro!
Ella lo miró con asombro.
¡Pronto! manda los obreros a casa inmediatamente, diles lo que te parezca; que es mi cumpleaños, que te has acordado de pronto... y que todos tienen que celebrarlo con un día libre.

Cuando ya estaban solos, con un cuchillo comienza a sacar el tesoro con peligro de derrumbe... "pero a la vista de tantos objetos, cada uno de los cuales tenía un valor inmenso, me volvía audaz y no pensé en peligro alguno."

Su mujer tendió el pañuelo y este se fue cubriendo de diademas, brazaletes, cadenas, broches, fíbulas, zarcillos y collares.

¡El tesoro de Príamo!
Y Schliemann se sintió en la cima de su vida.

Se equivocó. El tesoro pertenecía a un soberano mil años más antiguo que Príamo. La Troya de Homero no estaba en aquella capa, sino en la sexta contando desde la más antigua.

Querido lector que hasta aquí has llegado, si has leído la Ilíada, o si viste la película Troya, te habrán resultado conocidos algunos de los nombres que aquí se dan. Pero hay algunos otros de los que posiblemente no sepas nada. Yo te recomiendo que los repases, es posible que en cada uno de ellos encuentres una nueva historia.

Chicas de Nueva York.



Las Ronettes fueron un grupo musical femenino de la década de los 60 compuesto por Veronica Bennet como voz principal, su hermana Estelle y su prima Nedra Talley. Entre sus temas más populares destaca "Be My Baby".

sábado, 4 de diciembre de 2010

Biznaga.

El otro día cuando comentamos el vocablo "pelafustán", salió a relucir esta palabra mentada por Góngora en uno de sus poemas. Conocido es que la Biznaga de Oro, es el premio que se otorga en el Festival de cine español de Málaga. Lo que puede que no sea tan conocido -yo no lo sabía- es que la biznaga malagueña, es una flor que simboliza a la ciudad.

Supongo que la planta en cuestión, es la que corona la corona, valga la redundancia, aunque no se si estará mejor dicho, la que orla el escudo. Y ya que estamos aquí, aprovecharemos para saber que...

Por R. C. de 30 de Agosto de 1494, los Reyes Católicos concedieron a Málaga su escudo de armas, cuya descripción dice así:
"La forma de la mesma ciudad e fortaleza de Gibralfaro con el corral de los captivos en un campo colorado; e por reverencia de los bienaventurados dos mártires San Ciriaco e Santa Paula, que en la dicha ciudad fueron martirizados, mandamos poner su imagen de cada uno dellos en par de las torres de Gibralfaro; e por la onrra del Puerto, le damos las ondas de la mar; e por orladura de las dichas armas, nuestras devisas que es el yugo e las flechas."

En los documentos de los Reyes Católicos y de Carlos I se le da ya a Málaga el Título de Muy Noble. Felipe IV en 1640, concedió el título de "Muy Leal "Siempre denodada"; y por cimera de su escudo de armas una corona cívica, y la divisa "La primera en el peligro de la libertad".

Por R. D. de 1.í de Enero de 1901, y por la noble y abnegada conducta del pueblo malagueño con motivo del naufragio de la fragata alemana de guerra Gneisenau", se concedió a Málaga el título de "Muy Hospitalaria".

Por R. D. de 28 de Febrero de 1922, y en prueba del Real aprecio a la ciudad por la caritativa ayuda prestada a los soldados del Ejército de África y sostenimiento de un Hospital para los mismos, se concedió a el título de "Muy Benéfica".

(Del ár. hisp. *bis[s]ináqa, y este del lat. pastināca).
1. f. Planta de la familia de las Umbelíferas, como de un metro de altura, con tallos lisos, hojas hendidas muy menudamente, flores pequeñas y blancas, y fruto oval y lampiño.
2. f. Cada uno de los pies de las flores de esta planta, que se emplean en algunas partes para mondadientes.
3. f. And. Ramillete de jazmines en forma de bola.

La flor de la... ¿Tritonia?


Esta planta no tengo ni idea de como se llama y eso que he buscado por herbaceas y por bulbosas. Pudiera ser la Tritonia, Crocosmia o Vara de Sta. Teresa. Haría falta ver la flor con más detalle, pero hasta junio o julio... Normalmente la siego a ras de tierra con una hoz, hacia septiembre, cuando la flor ha caído. No saco el bulbo - un pequeño ajo- que permanece enterrado todo el año. No enferma, se alimenta de la lluvia que cae -algun riego en verano- no da trabajo, se reproduce bien plantando el bulbo, invasiva a largo plazo. No se que más decir de ella por la sencilla razón de que apenas la miro. Pero queda muy bien.
Después de escribir esto, como no estaba conforme, me dedique a buscarla con más atención y he llegado a la conclusión de que estaba bastante acertado. En la página del Jardín Botánico Atlántico de Gijón he hallado lo siguiente:
"Planta herbácea, perenne, tuberobulbosa y rizomatosa. Hojas basales largamente acintadas. Florece a finales de primavera a principios de verano (mayo a agosto). Inflorescencia única formada por flores anaranjadas o amarillentas, dispuestas a ambos lados del eje de una espiga. Sus frutos son cápsulas que se abren en tres valvas y contienen numerosas semillas.
Gracias a su reproducción vegetativa, forma rápidamente densas poblaciones que desplazan por competencia a otras especies. Resulta difícil de erradicar sin dañar la vegetación nativa que la rodea. Coloniza espacios de alto valor ambiental, como son los humedales y las riberas fluviales."

viernes, 3 de diciembre de 2010

Schliemann, el niño al que gustaba desenterrar.

Este, que parece cuento, trata de un niño pequeño nacido en Mecklemburgo, Alemania y que se llamaba Heinrich Schliemann.

Un día, estaba en el cementerio de su pueblo ante la tumba de un hombre malvado; Bradenkierl Hennig, de quien se contaba que había asado vivo a un pastor y, cuando ya estaba asado, le había dado una patada. Se decía, que como castigo a su delito, todos los años sacaba el pie izquierdo de su tumba. El niño esperaba ver el acontecimiento, pero cansado de esperar, pidió a su padre que cavase buscando el dichoso pie.

Cerca del lugar, había una colina en la cual se decía que estaba enterrada una cuna de oro, y el niño pidió al padre, puesto que eran pobres, que desenterrara la cuna.

Cuando a los catorce años dejó la escuela, entró como aprendiz en una tienda de ultramarinos y durante cinco años vendió mercancía, fregó y barrio suelos y molía patatas para destilar licores, así todos los días desde las cinco de la mañana hasta bien entrada la noche.

Un día entró en la tienda un molinero borracho que se puso a recitar versos de la Ilíada de Homero. Oyéndolo embobado, le fue pagando al molinero una copa tras otra de aguardiente por cada poema recitado, a la par que recordaba las historias que su padre le contara. Decidió en aquel momento que aquella no era la vida que quería.

En 1841 se embarcó en Hamburgo como grumete rumbo a Venezuela, pero a los quince días se desencadenó una tempestad y el barco naufragó frente a la isla de Texel. A su vuelta consiguió un puesto como escribiente en Ámsterdam y comenzó a estudiar idiomas logrando aprender en un año francés e inglés.
"Aquellos pesados estudios fortalecieron mi memoria de tal modo, que en un año me pareció luego muy fácil el estudio del holandés, el español, el italiano y el portugués, y no necesitaba más de seis semanas con cada uno de estos idiomas para hablarlos y escribirlos con soltura."

La empresa donde trabajaba tenía relaciones comerciales con Rusia y nadie en Ámsterdam hablaba el idioma, así que con 22 años, una gramática, un diccionario y una traducción de Telémaco, se puso a aprender el nuevo idioma. Declamaba Telémaco en ruso con tanto ímpetu, que por dos veces tuvo que mudarse ante las protestas de los vecinos, y llegó a contratar a un judío como oyente por cuatro francos a la semana. Pronto se convirtió en comerciante con empresa propia  y se casó.

En el 54 comenzó el estudio del sueco y el polaco y en el 56 el griego moderno, más tarde el latín y el árabe. Su habilidad para el negocio le hizo ganar dinero con la guerra de Crimea y la civil americana o con la importación de té, hasta el punto que llegó a decir, "El cielo había bendecido de modo milagroso mis empresas comerciales, de modo que a finales del año 1863 poseía una fortuna que ni mi ambición más exagerada hubiera podido soñar." y añade más adelante "Por lo tanto, me retiré del comercio para dedicarme únicamente a los estudios que más me ilusionaban."

No piense aquel lector que desconoce la vida de este hombre, que únicamente está ante el poliglota o el comerciante de éxito, su aventura, la más satisfactoria de su vida, está por comenzar y otro día veremos algo más. Si lo estimáís interesante, quedáis emplazados.

Cooper, James Fenimore.

Nacido en 1789 y fallecido en 1851. Novelista americano autor de novelas de aventuras; El último Mohicano de 1826, La pradera de 1827, El trampero de 1840. También tiene publicadas obras políticas e históricas.

Paul Anka.



Canadiense de familia libanesa.
"Diana" es uno de los discos de 45 rpm. más vendidos de toda la historia y fue número uno de las listas de éxitos.

jueves, 2 de diciembre de 2010

El amanuense y la Piedra.

Un amanuense es la persona que tiene por oficio escribir a mano, copiando o poniendo en limpio escritos ajenos. El francés Nicolás Flamel, trabajaba copiando fielmente los originales que se le entregaban ayudado por especialistas que se dedicaban al miniado - ilustración de miniaturas- que el libro en cuestión contenía. Su oficio lo convirtió en un experto bibliófilo, capaz de distinguir los originales de las copias por más raros que fueran.

Se cuenta, que un día, un desconocido entró en su tienda ofreciéndole un libro hecho de una sutil y admirable corteza de árboles. Estaba escrito en hebreo. De inmediato advirtió que se trataba de una valiosa pieza y lo adquirió por dos florines. Según la leyenda, Flamel había soñado días antes con un ángel que le mostraba un libro, "Míralo bien; te parecerá oscuro, como todos, pero llegará el momento en que verás allí lo que es preciso ver y sabrás lo que nadie sabe".

Con ayuda de un docto judío, comenzó a traducirlo. Flamel había copiado otros textos de alquimia, por lo que no le resultó difícil interpretar los símbolos de aquel manuscrito. El lunes 17 de enero de 1382, y ayudado solamente por su mujer Perenella, mantuvo suspendida la Piedra Roja sobre una cantidad igual de mercurio, consiguiendo la transformación en igual cantidad de un oro puro y más maleable que el oro común. "Digo la verdad: lo hice tres veces con la ayuda de Perenella, que sabe tanto como yo del asunto por haberme asistido..."

El amanuense y su mujer se hicieron ricos e hicieron participes de su riqueza a los demás; fundaron catorce hospitales a los que dotaron patrimonialmente, tres capillas y siete iglesias en París.

Sin embargo, y aunque el libro pudiera describir con exactitud el método, no sabemos como llegó a su poder lo más importante; La Piedra Roja de la transmutación.

Si sabemos como llegó a las manos de Helvetius -Johann Frederik Schweitzer- famoso médico, escéptico y encarnizado adversario de la alquimia.

Cuenta él mismo que en la mañana del 27 de diciembre de 1666, se le acercó un desconocido de pobre vestido, pero de aspecto severo y seguro. El hombre le preguntó si creía en la Piedra filosofal, y el médico indignado creyéndole un charlatán, se apresuraba a echarlo cuando éste abrió una caja de marfil y "le mostró tres astillas de una sustancia similar al vidrio o al azufre claro", declarando que aquella era la Piedra y que con aquella cantidad bastaría para fabricar veinte toneladas de oro.

Tras examinar una de las astillas, Helvetius le pidió una de ellas para proceder a unas pruebas. El desconocido se negó, pero prometió volver. Al cabo de tres semanas volvió y le regaló una minúscula esquirla "no mayor que la semilla de un nabo"; y como el doctor dudó de la eficacia de la partícula, el extraño partió a la mitad el trozo y arrojó uno de ellos al fuego; eso será suficiente.

Helvetius le confesó que la vez anterior, cuando tuvo una en su mano, le hizo un rasguño y con aquella partícula intentó el experimento introduciéndola en un baño de plomo. El resultado fue la obtención de vidrio en vez de oro.

El desconocido le dijo que debía de haber protegido la piedra con cera amarilla para que no se evaporase el calor.

Helvetius decidió intentar la transmutación fundiendo tres onzas de plomo donde sumergió la piedra envuelta en cera. El plomo se transformó en oro, que llevaron al joyero y que valoró en cincuenta florines la onza, diciendo que era el más fino que jamás había visto.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

La baya del... Cotoneaster.


 Su nombre científico es Cotoneaster salicifolius, y  el vulgar Cotoneaster o Guillomo.

Arbusto de ramificaciones largas y crecimiento rastrero, pudiendo llegar a medir de 2 m de altura. Las hojas suelen permanecer sobre la planta durante todo el año, son de forma lanceolada, y estrechas de color verde intenso con bordes curvos y blancos, que en otoño-invierno cambian a tonos rojizos.
Las flores son pequeñas, reunidas en corimbos, de color rosado que dan pequeñas bayas en invierno. Utilizado como cubre suelos, en rocallas, setos y borduras, y para decorar taludes y muros.

Aunque se aconseja cortar unos 20 cm de tallo al bies, y un tratamiento preventivo anti-hongos a fines de invierno, yo corto sin mucho miramiento lo que estorba- lo tengo de bordura en un caminito- y hasta la fecha nunca han necesitado tratamiento (15 años).

Se pueden conseguir plantas nuevas con los esquejes de la poda, cubriendo con hormonas de enraizamiento  e introduciendo directamente en la tierra.
No los riego a no ser que la canícula apriete y están orientados al sur.

Copérnico, Nicolás.

Nacido en 1473 y fallecido en 1543. Astrónomo polaco que demostró el doble movimiento de los planetas; sobre si mismos, y alrededor del sol. Desarrolló su teoría en su tratado De revolutionibus orbium coelestium libri sex.

martes, 30 de noviembre de 2010

Pelafustán, na.

1. m. y f. coloq. pelagatos.

Tampoco he encontrado de donde proviene esta palabra y en realidad no es que me interese demasiado.
Los que me leen con alguna asiduidad, saben que cuando hay una palabra con tinte de insulto, recurro a Quevedo -hombre que en su tiempo no tenía pelos en la lengua- o a Góngora, que no le va a la zaga.

Don Luís de Góngora y Argote escribió el poema "Un buhonero ha encontrado" de donde entresaco lo siguiente:

... Al pobre pelafustán
Que de arrogancia se paga,
Y presenta la biznaga
Por testigo del faisán,
Viendo que las barbas dan
Testimonio de las migas,
Seis higas.

De este poema podemos sacar a su vez dos palabras interesantes; Biznaga e Higas. Sin conocer el significado de ellas, difícilmente se puede comprender de que habla.

Biznaga
(Del ár. hisp. *bis[s]ináqa, y este del lat. pastināca).
1. f. Planta de la familia de las Umbelíferas, como de un metro de altura, con tallos lisos, hojas hendidas muy menudamente, flores pequeñas y blancas, y fruto oval y lampiño.
2. f. Cada uno de los pies de las flores de esta planta, que se emplean en algunas partes para mondadientes.
3. f. And. Ramillete de jazmines en forma de bola.

Higa.
(De higo).
1. f. Dije de azabache o coral, en forma de puño, que ponen a los niños con la idea de librarlos del mal de ojo.
2. f. Gesto que se ejecuta con la mano, cerrado el puño, mostrando el dedo pulgar por entre el dedo índice y el cordial, con el que se señalaba a las personas infames o se hacía desprecio de ellas.
3. f. Burla o desprecio.

Góngora va repartiendo las higas del buhonero y, como podéis apreciar, al pelafustán le han correspondido seis.

Billetes de banco; Rusia.

Reverso del billete de 50 rublos.
El edificio de la Bolsa y la Columna Rostral.

Anverso.
Detalle de la Columna Rostral en el río Neva, de fondo la Fortaleza de San Pedro y San Pablo en San Petersburgo.

En tiempos pasados, las columnas rostrales servían de faro, y es por ello que aún en la actualidad es posible observar en la parte superior de las columnas el quemador destinado a ello. Si bien hoy en día ya no están destinadas a este uso, durante algunas fiestas y festividades conmemorativas, se encienden para iluminar la ciudad. Es tradición de las parejas recien casadas, acudir a este lugar y  beber una copa de champán para a continuación lanzarlas contra un monolito de piedra a la orilla del Río Neva.

 A la entrada  de la Fortaleza de San Pedro y San Pablo se encuentra  un monumento a la liebre, el lugar donde empezó la historia de la capital del Norte en el año 1703. Según cuenta la leyenda, una liebre saltó a la bota de Pedro I el Grande cuando éste salía de una barca. La isla en la que se enclava la Fortaleza, recibió el nombre de Isla de las Liebres y a la entrada se colocó en aquel lugar como «defensora de las inundaciones».

domingo, 28 de noviembre de 2010

Alberto Sordi.



Un examinando que quiere obtener galones. Maneja bien el italiano, es de Roma, pero el "francese"...

Uno de los artistas más queridos en Italia, con un gran palmarés como interprete, guionista y director. Una pena que en España esté casi olvidado.

¿Alguien lo conoce?

sábado, 27 de noviembre de 2010

El corruptor.

Tenía por costumbre tomarme un café en aquel pequeño bar de la playa. Solamente iba en invierno, cuando menos gente había, pues siempre me gustó la soledad.

Aquel día, tras faltar a la cita durante el verano, hallé una grata sorpresa; en lugar de encontrar al dueño, una linda jovencita me atendió.

- Nunca te vi por aquí, ¿hace mucho que llevas el bar?

- Desde que comenzó la temporada, señor.

Prolongue mi café solamente por admirar su pequeño y bonito cuerpo, su cara que bien a las claras decía ser del oeste, pasado el charco. Volví al día siguiente... y al otro, y al otro... Hasta que no pude aguantar más y se lo dije; ¿Cuanto ganas limpiando mesas y sirviendo cafés?

- Depende, me contestó.

- ¿De que?

- Voy a porcentaje, cuanto más se vende, mas gano.

- Traduce a dinero, por favor.

- Ahorita, como doscientos al mes.

- Y, ¿no te gustaría cobrarlos en una sola noche?

- Si, pero solamente con mi trabajo, señor.

- ¿Estas segura? Yo te puedo pasear, llevarte a cenar, comprarte ropa... lencería, perfumes... ¿cuantos años tienes?

- Tengo... diez y nueve. ¿Solo por pasearme me daría el dinero?

- Y por dejarte acariciar...

- ¿Quiere que sea su moza, su tiniebla?

- Si lo he entendido bien, si.

- ¿Todos los días?

- Si.

- Y... ¿cuanto me daría todos los días?

- ¿Cuanto quieres?

-¿Solo suya y de nadie más? ¿Y viviría en su casa? ¿Me trataría bien?... ¿Dos mil al mes?

Fin.

Farotón, na.

FAROTAS

(De farota).
1. coloq. Persona descarada y sin juicio.

Farotón, que no fartón como diríamos en Asturias de aquel que come demasiado.

Buscando, buscando, no he podido hallar casi nada relacionado con esta palabra. Al parecer se utilizaba en la zarzuela, pero no he sabido encontrarlo. Lo intenté con "farota" y vi que en Talaigua Nuevo, municipio del Departamento de Bolívar, República de Colombia, ubicado en la isla de Mompox o Margarita, a 257 km al SE de Cartagena de Indias, se bailan por los carnavales las farotas. Los danzantes son doce hombres vestidos de mujer y recorren durante todo el día las calles con su son y su baile.

Mira tu por donde, se me ocurrió buscar en imágenes y allí encontré al menos a los bailarines, que supongo no son farotones.

El pie de la imangen dice; Las Farotas de Talaigua Nuevo es la muestra folcklorica que identifica al municipio tanto en el ambito nacional e internacional.
Esta Danza ha obtenido 16 Congos de Oro en los Carnavales de Barranquilla, en la modalidad de Danzas Especiales.
Pues nada, ahí se queda.

viernes, 26 de noviembre de 2010

Billetes de banco; Rusia.

El billete de 5 rublos casi no se encuentra en circulación al ser reemplazado por la moneda de 5 rublos. Ya no se imprime, pero sigue siendo moneda de curso legal. Así mismo, el billete de 10 rublos será gradualmente reemplazado por la moneda de 10 rublos.


Anverso del billete de 5 rublos; El monumento al Milenario de Rusia y al fondo la Catedral de Santa Sofía en Veliki Novgorod. Es uno de los monumentos mas conocidos de Novgorod. El grupo escultórico realizado en bronce para la conmemoración del Milenario de Rusia en 1862, que fue inaugurado por el zar Alejandro II y toda la corte imperial rusa el 8 de septiembre del mismo año.

La catedral es la más antigua de toda Rusia (La sagrada sabiduría de Dios) fue construida de 1045a 1052.

En el reverso; El muro del Kremlin de Novgorod. Conjunto declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, fue originalmente un cementerio pagano, en el cual el primer obispo de Novgorod, Io Hakim Korsunianin construyó la Catedral de la Santa Sabiduría a su llegada a la zona alrededor del año 989. Tras su incendio, fue construida de nuevo.


Según una leyenda, durante la conquista de la ciudad por parte de las tropas moscovitas de Iván el Terrible, una paloma se posó en lo alto de la cruz que corona el domo dorado de la Catedral. Al ver los horrores cometidos por las tropas moscovitas, la paloma se quedó petrificada sobre la cruz. Según esta leyenda cuando la paloma cayese, Nóvgorod sucumbiría. Ésta cayó cuando el ejército nazi tomó Nóvgorod durante la Segunda Guerra Mundial.  Tras la conquista, la cruz fue llevada a España por miembros de la División Azúl. La cruz fue devuelta a Santa Sofía de Nóvgorod por veteranos de la misma división en 2004, y situada de nuevo en el domo dorado de la catedral.

Las tumbas de los bueyes Apis.

Al principio, los dioses de los egipcios aparecían encarnados bajo la forma simbólica de plantas y animales. Así, El dios Buto se le representaba como una serpiente; Sucos, un cocodrilo, Horus un halcón, Tut un ibis, la diosa Hator pervivía en un sicomoro, Nefertem en la flor de loto, el dios Chnum era un macho cabrío, la diosa Neit era venerada como escudo con dos flechas en forma de cruz.

El culto más solemne se le atribuía a Apis, buey sagrado de Menfis con un triángulo blanco en la frente, al que creían servidor del dios Path. Este animal lo tenían en el mismo templo cuidado por los sacerdotes. Cuando moría, era embalsamado y se le dedicaban ceremonias, pasando otro buey de las mismas características a ocupar su puesto.

En la mitología egipcia Apis fue un dios solar, de la fertilidad, y posteriormente funerario. Su nombre egipcio era Hap, o Hepu. Llevaba el disco solar entre sus cuernos y era hijo de Isis, que, como vaca, fue fecundada por un rayo del Sol.

El francés Mariette descubrió las tumbas de Apis en cámaras mortuorias que se prolongaban a lo largo de pasillos que alcanzaban los 350 metros.

Los sarcófagos de piedra donde reposaban los bueyes, eran de granito negro y encarnado, de una sola pieza pulida. Medían más de tres metros de altura dos de ancho y no menos de cuatro de longitud, calculándose el peso en unos 65.000 kilos.

Al parecer todos los sarcófagos habían sido saqueados excepto dos que se hallaban intactos y que contenían joyas.

jueves, 25 de noviembre de 2010

El canalla.

Gaudeamus igitur,
iuvenes dum sumus.

Si, he sido un canalla. Tal vez pudiera disculparme alegando que era joven e inexperto. Tal vez que era un inconsciente, que me quería comer la vida a bocados, que ansiaba disfrutar placeres sin cuento. Nada me exime, hoy bien lo se.

Por mi vida pasaron las mujeres pero, yo no pasé por ellas. Y eso hace que al repasar aquellas vivencias, solo, me sienta apesadumbrado de lo que hice, y de lo que fui.

Conocía Amelia y para ella fui su primer amor, ese amor juvenil del que algunos dicen que casi nunca cuaja. No cuajó por que yo tenía una meta; coleccionar conquistas. Dejé a Amelia por Blanca, a Blanca por Carmen, a Carmen por Daniela, a Daniela por Ester, a Ester por Felicia...

Si, lo recuerdo bien, es fácil, en aquella loca carrera buscaba completar el alfabeto. Y casi lo consigo.

¿Como te llamas? ¡Ah!. Yo soy Juan.

El nombre de aquella que no encajaba en mi esquema, la apartaba hasta mejor ocasión. ¡Presuntuoso!

¿Y tenía yo toda la culpa? Si, la tenía en un porcentaje elevado, pero ellas, algunas, también tenían algo que reprocharse. Se estableció una especie de competición soterrada para conseguirme, quizá para castigarme. Pero yo no tenía corazón y nada hacía mella en mi.

A Patricia la dejé por Rosa, a Rosa por Tania, a Tania por Ulma...

Pero aquella admiración, devoción, fijación o competición, un buen día se acabó. Las chicas cayeron en la cuenta de lo que hacía y, comenzaron a llamarme "el coleccionista don Juan". Huían de mi como de la peste. Y me preguntaba ¿Que es lo que ha sucedido? ¿No sigo siendo atractivo, no tengo don de gentes?. Cierto es que ya no era aquel mozo, pero si hacemos caso al refrán... el que tuvo...

Un día, por la calle, reconocí en la distancia a Gema. Empujaba un cochecito con un bebe. Cuando ya nos cruzábamos pude ver su dura mirada. Hice ademán de saludarla, pero me torció la cabeza con un mohín de disgusto.

Dos mujeres parecían venir de compras, animada charla, grandes bolsas... ambas eran hermosas... ¡pero si es Laura!. Pero Laura, modelo afamada, me miró fríamente desde la altura de sus tacones y yo, a pesar de mi estatura, me creí un gusano.

A María la vi sentada a la mesa de un café. Un niño enredaba con un juguete y, a su lado, el marido al que beso cuando yo la miraba. No fue para darme celos, era un beso de amor, ella bien sabía quien era yo.

Con todas las que anduve, quedé mal. No era para menos, con vanas disculpas me alejé, sin detenerme a pensar siquiera, si las hería. ¡Bastardo!

Un sabor agridulce se destilaba dentro de mi. Estaba contento por ver como aquellas novias que tuve, me habían borrado de su vida y eran felices; triste por no haber sabido yo hallar el camino.

Aquel día casi pierdo el tren. Me acerqué a la ventanilla para ver como mi ciudad quedaba atrás ya que tardaría años en volver. El convoy arrancó lentamente, y yo, solo, quise quedarme con la mirada de la gente que habían ido a despedir a sus parientes o amigos. Una figura me llamó la atención, era sin duda Heliana. Ella también me vio, se soltó del brazo de la que parecía ser su madre, y alzando su mano derecha, me decía adiós mientras corría pareja al andén.

Pedí al mozo que me llevara unos botellines de whisky al compartimento y tras trasegar ocho o diez a gollete, me quedé dormido sobre la cama. Las ruedas cantaban He-lia-na, He-lia-na, He-lia-na, mientras aquella blanca mano, sin alianza, me decía adiós.