miércoles, 24 de marzo de 2010

Las Columnas de Hercules.

.

LAS COLUMNAS DE HÉRCULES
Las Columnas de Hércules, de origen mitológico, señalaban el límite del mundo conocido. La leyenda las situaban en el estrecho de Gibraltar, eran el “Non Terrae Plus Ultra” de los romanos junto con el “Finis terrae”. Es decir; los confines del continente por el sur y por el norte.
Los griegos, conocedores del Mediterráneo, con toda probabilidad se adentraron en el océano Atlántico pero tanta distancia y tanta agua debió lugar dar a leyendas y temores por lo que no fueron más allá.
Los fenicios llamaron a este lugar “Columnas de Melkart”. Melkart fue una divinidad fenicia a la que estuvo consagrado primitivamente el templo de Heracles en la antigua ciudad de Cádiz. Más tarde los griegos las denominaron “Columnas de Heracles”.
Dice la leyenda que Heracles (Hercules), en un arrebato de locura, mató a sus hijos. Recobrada la razón, el Oráculo de Delfos le había indicado que para purificarse, debía estar al servicio del rey Euristeo durante doce años. Habiendo conocido el monarca la fama de los bueyes de Gerión, ser fabuloso que poseía tres cuerpos y que moraba en el Lejano Occidente, y aprovechándose que aún no habían expirado los doce años de servicios, encargó a Heracles que capturase dichos rebaños. El viaje de ida, antes de llegar a Eriteia (una de las antiguas islas sobre las que actualmente se asienta la ciudad de San Fernando) fue pródigo en aventuras y luchas de todo tipo, hasta el extremo que "para conmemorar sus hazañas fueron elevadas las columnas que llevan su nombre, que separan Europa de África, es decir, la del peñón de Gibraltar (antiguo Kalpe) y la del Monte Hacho en Ceuta (antigua Abila), respectivamente.
Heracles tomó prestada la Copa de Helios para navegar sobre el océano y llegar a la tierra de Gerión. Mató a éste y regresó al reino de Euristeo con el ganado. Él fue Hércules quien separó las dos rocas para abrir el camino al Océano Atlántico
En el escudo actual de España, aparecen las columnas que el rey Carlos I incorporó a su escudo de armas con la leyenda Plus Ultra.


No hay comentarios: