martes, 20 de abril de 2010

Los charlatanes.

Esta mañana cuando paseaba los perros, oí por el altavoz de un pequeño camión, la voz del chatarrero. Anunciaba la compra de toda clase de metales, hierro, cobre, aluminio... Nada de particular para la aldea, acostumbrados a oír a menudo los pregones del pescadero, colchonero o los pitidos insistentes del camión del butano. Sin embargo, a mi se me vinieron a la memoria aquellos charlatanes que los viernes de mercado, colocaban un pequeño caballete, abrían su maleta y trataban de vender, no a diez, ni a cinco, ni a cuatro, a tres pesetas, el magnifico lote de cuchillas de afeitar de la prestigiosa marca "La Sevillana". Pero además, al que se llevara el lote, le regalaba la maquinilla desmontable en acero de la mejor calidad.

Inmediatamente una imagen vino a asociarse al recuerdo; la de Manolo Moran. Este actor que fue aparejador, representante comercial, empleado de una oficina de seguros, director de una revista deportiva e incluso árbitro de boxeo, se especializó en personajes cómicos y castizos.

Hoy traigo aquí un vídeo de Bienvenido Mr. Marshall, que encontré en Youtube y espero que todo aquél que haya visto los charlatanes a los que me refería, hagan la comparación. No tenía precio para este trabajo.

No hay comentarios: