viernes, 16 de abril de 2010

Zoología



Este día cuando saqué por la mañana a los perros, ve vino una palabra a la cabeza: Zoología. Pensé que ya casi nadie dice zoólogo ni zoología. Ahora se habla de naturaleza y naturalista, dando un sentido más amplio, queriendo abarcarlo todo de una vez.
Es cierto que zoología -del griego zoon; animal, y logos; estudio- solo es una de las partes que se integran en lo que llamamos Ciencias Naturales. Pero a mí me gusta la palabra. Denota especialización y tiene fuerza.
En fin, yo lo quería es proponer un juego: si alguien lee esto, podía escribirme con algunas de las palabras que entiende no son ya de uso corriente. O de oficios que ya no existen y sus nombres por tanto han pasado al cuasi olvido.
Ejemplo: Antes existían los alquimistas; hoy se llaman químicos. No es exactamente igual pero… Otra palabra: Carbonilla. Como ya no existen las locomotoras a vapor más que en los museos, se nos ha olvidado la palabra que definía aquella motita que se nos metía en el ojo cuando viajábamos en tren.
Aviador era el que manejaba un avión. Ahora se dice piloto de aviación.
Guardafrenos eran unos señores que iban en unas garitas de los vagones de carga. Ahora los frenos son tan modernos, que el oficio y la palabra ha desaparecido. Igual sucede con los Guardabarreras, los pasos a nivel son automáticos. Ya no vemos a aquellos hombres y mujeres que se guarecían en una pequeña garita, bajaban la barrera antes del paso del tren y levantaban un palo con bandera roja enrollada para indicar vía libre.
Ya casi nadie dice Guardia Urbano, ahora son policías municipales. Así infinidad de ellas. A mí me gustaba la palabra Guayabo/a/in. Aunque parezca masculina, se decía de la moza de buen ver… por lo menos en Gijón.

En la foto se aprecia el antes y el después; la caseta abandonada por mor de la tecnología, barreras automáticas con semáforo incluido.

No hay comentarios: