domingo, 25 de abril de 2010

Tartaristán.

En el año 1970, y por cuestiones de trabajo, me pasé un mes entre Alemania y Holanda. Durante la semana íbamos al trabajo, ubicado en el puerto de Rotterdam, desde un pequeño y precioso pueblo llamado Scheveningen. Teníamos alquilados un par de coches que aprovechamos a conciencia y los fines de semana, el grupo formado por ocho personas, aprovechábamos para hacer excursiones y conocer ciudades y gentes.

Un día de aquellos de asueto, entramos a comer en un restaurante francés de La Haya (Den Haag). El jefe de la tropa, ingeniero que presumía de hablar francés, lo había elegido por ese motivo. No recuerdo lo que comimos los demás, pero recuerdo muy bien lo que él comió. Por entonces para mí, lo que fuera sacarme de los filetes o las chuletas no me sentaba muy bien y hacía remilgos a alguna de las comidas. El jefe pidió Tartar. A mí que me gustaba la carne más que pasada, casi chuscarrada, casi me da mal al ver con que placer lo deleitaba. Aún hoy siento repelus cundo mi hijo mete la mano en la carne cruda picada, con la que su madre va a preparar las hamburguesas.
Hoy traigo aquí un nuevo pueblo: Los Tártaros, y como el vídeo que pongo, poco dice, hice un escueto recorte de Wikipedia.

Los Tártaros (en tártaro Татарлар Tatarlar) es un nombre colectivo que se aplica a los pueblos túrquicos de Europa Oriental y Asia Central. El nombre deriva de Ta-ta o Dada, una tribu mongol que habitaba el noroeste de la actual Mongolia en el siglo V. Se utilizó por vez primera para describir a los pueblos que dominaron partes de Asia y Europa bajo el liderazgo mongol en el siglo XIII. Se extendió el uso después para incluir a casi cualquier invasor nómada de origen asiático, tanto de Mongolia como del occidente de Asia. Antes de la década de 1920, los rusos utilizaban la palabra Tatar para designar a numerosos pueblos, desde los turcos azeríes a las tribus de Siberia.

En la actualidad, la mayor parte de los tártaros viven en el centro y el sur de Rusia (la mayoría en Tartaristán). A finales del siglo XX suponían más de 10 millones. La mayor parte de los tártaros son musulmanes sunníes.





Dicen, que los tartáros comían la carne cruda, tras ponerla bajo la silla del caballo durante toda la jornada para que se ablandara. Por si alguien quiere hacer esta receta, aquí la dejo con foto y todo.
Receta del tartar.
Ingredientes para 4 personas
■800 gr de carne de solomillo de ternera, 2 cucharaditas de sal, 2 cucharaditas de tabasco, 2 cucharaditas de ketchup, 1 cucharadita de salsa perrins, 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, 1 cucharadita de mostaza de Dijon, 50 gr de pepinillos, 30 gr de alcaparras, 2 chalotes, 4 yemas de huevo, pimienta molida y sal.
Elaboración del Steak Tartar
Primero picamos la carne o bien se lo pedimos al carnicero. Se puede hacer también a cuchillo, aunque es un trabajo demasiado engorroso y tenemos el peligro de perder temperatura en la carne, o mejor dicho de ganar o que aumente la temperatura de la carne.
A continuación hacemos la salsa de condimentación. En un bol mezclamos la sal, la pimienta (al gusto), el tabasco, el ketchup, la salsa perrins, la mostaza y el aceite. Batimos hasta conseguir una mezcla homogénea. A esta salsa le añadiremos el pepinillo, las alcaparras y la chalotes bien picadas.
Por último mezclamos con la carne y emplatamos. Lo mejor es utilizar un aro de emplatado. Ponemos la carne, apretamos y dejamos un hueco en el centro donde colocaremos una yema.


No hay comentarios: