jueves, 27 de mayo de 2010

Beata.

Cualquiera que lea lo que escribo, se dará cuenta de que muchas cosas son en plan de broma, o por mejor decir, no son tan serias que se pueda hacer una apuesta y ganar. Por ello no hay que tomar a pies juntillas todo lo que se lee.

No es el caso de esta palabra, de la cual todo en mundo sabe su significado. Supongo que sabe el más generalizado y familiar: Persona muy devota que frecuenta mucho los templos.

Pero, ¿sabíais que también puede ser “peseta”?. Si lo sabíais mucho mejor, lo que no cabe duda es que ni las pesetas se emplean ya, ni la palabra  mucho para mentarla. Por eso yo la condeno al purgatorio de las palabras fuera de uso.

No hay comentarios: