domingo, 2 de mayo de 2010

Fernando de Magallanes.



Fernando de Magallanes, también conocido como Hernando de Magallanes nació en Sabrosa, Portugal, en el año de 1480. Murió en la isla de Mactán, frente a las costas de la isla de Cebú en Filipinas, el 27 de abril de 1521.

En el año 1505 formó parte de la expedición de Francisco de Almeida, primer virrey portugués de oriente, encargado de contener el poderío musulmán en Africa y la India. Con Lope de Siqueira estuvo en Malaca (1509). Magallanes opinó en contra de los planes del virrey en el Consejo de capitanes para la conquista de Goa, y perdió el favor real. Marchó a España para ofrecer sus servicios a Carlos I (luego emperador Carlos V). Al servicio del rey de España, inició la expedición que, descubrió lo que hoy recibe el nombre de Estrecho de Magallanes, siendo el primer europeo en pasar desde el Océano Atlántico hacia el Océano Pacífico, hasta entonces denominado Mar del Sur.
Zarpó de Sanlúcar de Barrameda en Cádiz, el 20 de septiembre de 1519, en una expedición compuesta por las naves Trinidad (55 hombres), nave capitana, Victoria (42 hombres), San Antonio (60 hombres), Concepción (45 hombres) y Santiago (32 hombres).

Tras recalar en las Canarias, pasaron frente a las islas de Cabo Verde y a las costas de Sierra Leona, tocando las tierras de lo que hoy es Río de Janeiro el 13 de diciembre. Continuaron hacia el sur, pasando por el Río de la Plata y llegaron a la bahía de San Julián. En vista de la llegada del invierno, decidió recalar aquí hasta la primavera.
Lo inhóspito de aquellos parajes y la escasez de alimento, dio lugar al racionamiento de víveres, lo que fomentó el descontento entre la tripulación y el deseo de regresar. Se produjo una conspiración contra Magallanes. Gaspar de Quesada, capitán de la Concepción, y Juan de Cartagena, que había sido relevado del mando de la San Antonio, fueron los responsables del amotinamiento. Sometidos a juicio, Quesada fue condenado a muerte y Cartagena abandonado en la costa.
En 1520 hallan por fin el paso. Cruzarlo fue muy difícil, dado lo complicado del terreno. Para ello una nave se adelantaba en exploración buscando el mejor camino y volviendo sobre sus propios pasos para continuar hasta la zona explorada. Una vez terminadas estas etapas, consiguieron salir hacia el que anteriormente era llamado Mar del Sur, rebautizado como océano Pacífico. Este nombre le fue dado debido a que en su camino no encontraron ninguna tempestad.
Navegando durante tres meses, entre el estrecho de Magallanes y las islas Molucas, no se descubrió ningún punto de tierra firme, por lo que la hambruna y el escorbuto azotaron a su tripulación. Se pagaban cuantiosas monedas por una simple rata para devorar, el agua se pudrió y los hombres comían incluso cuero reblandecido y serrín.
Según el cronista de la expedición, Antonio Pigafetta. "La galleta que comíamos ya no era más pan sino un polvo lleno de gusanos que habían devorado toda su sustancia. Además, tenía un olor fétido insoportable porque estaba impregnada de orina de ratas. El agua que bebíamos era pútrida y hedionda. Por no morir de hambre, nos hemos visto obligados a comer los trozos de piel de vaca que cubrían el mástil mayor a fin de que las cuerdas no se estropeen contra la madera... Muy a menudo, estábamos reducidos a alimentarnos de aserrín; y las ratas, tan repugnantes para el hombre, se habían vuelto un alimento tan buscado, que se pagaba hasta medio ducado por cada una de ellas... Y no era todo. Nuestra más grande desgracia llegó cuando nos vimos atacados por una especie de enfermedad que nos inflaba las mandíbulas hasta que nuestros dientes quedaban escondidos...".
(El escorbuto es una avitaminosis producida por la deficiencia de vitamina C. Era común en los marinos que subsistían con dietas en las que no figuraban fruta fresca ni hortalizas, fue reconocida hace más de dos siglos por el médico naval británico James Lind, que la prevenía o curaba añadiendo cítricos a la dieta.)

Por fin el 6 de marzo de 1521 encontró una isla en la que los navegantes aprovecharon para descansar y recoger víveres. Pronto acudirían a aquella isla numerosos indígenas con regalos para estos nuevos visitantes.
En las Molucas, Magallanes y los suyos descubrieron que habían llegado al Extremo Oriente, lo que daba por cumplida la misión encomendada de hallar el paso. Desembarcó en la isla Homonhon el 17 de marzo de 1521 de donde fue encaminado hacia Cebú el 7 de abril. El Rajá Humabon de Cebú se alió con Magallanes, él, su esposa y un millar de indígenas fueron bautizados. Magallanes tomó posesión de las islas en nombre del rey de España, recibiendo el nombre de San Lázaro, más tarde Filipinas.
La artillería de los españoles, pistolas, espadas, ballestas, armaduras y 12 cañones impresionaron al Rajá Humabon, quien sugirió a Magallanes ir a la isla de Mactán para castigar al jefe Datu Lapu-Lapu con el que estaba enemistado.

Según las crónicas de Antonio Pigafetta, Magallanes desplegó 48 hombres acorazados y armados con espadas, hachas, ballestas y pistolas. Habían anclado sus naves lejos de la costa - al parecer por la existencia de rocas- con lo cual no logró usar la potencia de fuego de las mismas para aguantar los guerreros de Lapu-Lapu, que eran más de 1.500. El pequeño grupo de españoles se acercó a la playa con el agua hasta los muslos. Al verlos, los nativos atrincherados cargaron contra ellos, y Magallanes trató de asustarlos incendiando algunas casas. Esta acción sólo provocó más a los nativos, quienes lo hirieron en la pierna con una flecha venenosa. Fue entonces que Magallanes ordenó la retirada, pero algunos hombres continuaron peleando. Durante una hora los españoles pelearon en la playa, hasta que un grupo de guerreros atacaron a Magallanes, quien fue herido en el brazo con una lanza de bambú y en la pierna con una espada nativa (kampilan). Los demás lograron escapar, entre ellos Pigafetta, quien relata: "un isleño consiguió herir al capitán en la cara con una lanza de bambú. Desesperado, éste hundió su lanza en el pecho del indio y la dejó clavada. Quiso usar la espada, pero sólo pudo desenvainarla a medias, a causa de una herida que recibió en el brazo derecho... Entonces los indios se abalanzaron sobre él con espadas y cimitarras y cuanta arma tenían y acabaron con él, con nuestro espejo, nuestra luz, nuestro consuelo, nuestro guía verdadero".

Tras su muerte, la expedición, capitaneada por Juan Sebastián Elcano consiguieron instalar un almacén en Borneo, donde entablaron buenas relaciones con los indígenas. Sin medios y con una sola nave emprendió el regreso por el camino más conocido, con tierras donde aprovisionarse, e intentando esquivar puertos y flotas portuguesas. La expedición llegó sólo con la Victoria de regreso a Sevilla en julio de 1522 logrando la primera circunnavegación de la tierra y demostrando la esfericidad de la tierra.

En total, 216 hombres perecieron durante el viaje, y sólo 18, entre ellos Elcano, pudieron sobrevivir. Otros cuatro hombres de los 55 de la tripulación original de la Trinidad, que había emprendido una ruta de regreso distinta desde las Filipinas, regresaron finalmente a España en 1525.
El estrecho de Magallanes es el paso natural de mayor importancia entre los océanos Pacífico y Atlántico, localizado en el extremo sur de Sudamérica, entre la Patagonia chilena, la Isla Grande de Tierra del Fuego y gran cantidad de islas que quedan al oeste de ésta hacia el océano Pacífico.

Hoy en día, Lapu-Lapu es honrado como el "primer" héroe nacional filipino en resistir el dominio extranjero, y es conmemorado por un monumento en Mactán, así como por una ciudad que lleva su nombre.

Elcano fue honrado con un escudo de armas y un globo terrestre con la inscripción latina "Primus circumdedisti me".

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Buen0 :)

Anónimo dijo...

chido

Alfredo dijo...

Al anónimo 1 gracias, aunque algo tarde.
Al anónimo 2, gracias manito por leerme.
Salu2. a ambos.