lunes, 10 de mayo de 2010

Mecanógrafa.

Al igual que las telefonistas, las mecanógrafas ya casi ni existen. Ahora se hace todo con los ordenadores y aunque el trabajo se continúe haciendo casi igual, las profesionales han pasado a ser oficialas administrativas. Claro, que los dedos ya no se mancharan con los papeles de carbón para las copias, ni al cambiar las cintas de las máquinas.
Tampoco se ven muchas academias de taquimecanografía.


No hay comentarios: