viernes, 25 de junio de 2010

Catacaldos.

Seguro que si llaman catacaldos a los que les gusta empinar el codo, se sienten halagados. Parece que a uno lo estén llamando “sumiller”, pero en cristiano. Nada más lejos de la realidad, por lo que se ve, un catacaldos es:
1. com. Persona entremetida.
2. com. coloq. Persona que emprende muchas cosas sin fijarse en ninguna.

Para muestra basta un botón, busca información con esa palabra y veras como es cierto lo que te digo: el 80% de las personas piensan que catacaldos es un sumiller, aunque solo ande a la cata de vinos y pinchos por los bares. Por eso, por la confusión que crea esta palabra entre los que nos gusta el morapio- rioja o ribera- yo la condeno a la cárcel de las palabras que han de cambiar de significado.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Mi mujer, cuya familia proviene del Sur, usa mucho esa palabra, referida a aquel que quiere empezar o probar de muchas cosas a la vez, o que no se aguanta o no se espera sin iniciarlas: "Eres un catacaldos".
A mí se me ha pegado un poco, también la uso.
Saludos.

Alfredo dijo...

Me satisface plenamente que nuestro idioma goce de tan buena salud. Es una lastima el desconocimiento que a veces tenemos sobre los demás pueblos de España. Oye, yo empecé esto en broma y me parece que se está volviendo serio. Gracias por tu comentario, siempre esperé que alguien me llevara la contraria.