miércoles, 16 de junio de 2010

¿De donde viene el dicho, "Zapatero, a tus zapatos"?

Cuentan de Apeles (el pintor de Alejandro Magno) que era bastante receptivo y abierto a la crítica constructiva. Según recoge Plinio el Viejo, en una ocasión un zapatero se dio cuenta de un error cometido por el pintor en los zapatos de una figura de un cuadro y lo criticó. Al oírlo Apeles, corrigió el error de inmediato. Envanecido el zapatero, hizo otra observación sobre las piernas, a lo que el artista contestó: «Ne supra crepidam sutor judicaret», es decir «El zapatero no debe juzgar más arriba de las sandalias», frase que ha quedado reducida al dicho español: "Zapatero, a tus zapatos"

No hay comentarios: