miércoles, 30 de junio de 2010

Las situaciones vividas con anterioridad.

Al hilo de lo que comenté el otro día sobre los sueños repetitivos, Hoy quiero comentar algo que también creo pueda suceder a mucha gente; Las situaciones vividas con anterioridad.

Hay creencias firmes sobre la reencarnación; la de los Budistas, por ejemplo, que piensan que hay que nacer una y otra vez para corregir los fallos cometidos en nuestra vida. Supongo, que con el transcurso de unas cuantas reencarnaciones, a no ser que te reencarnes en piedra, animal o cosa, supongo, digo, que nuestra alma ha de estar limpia y pura y que los errores de otras vidas han sido subsanados. Podríamos así al fin alcanzar el paraíso. Creo. Aunque ya se sabe que el genero humano es lo suficientemente burro, sin despreciar al burro, como para tropezar varias veces en la misma piedra. Me voy por los cerros de Úbeda y no era ésta mi intención. La cosa es que estaba yo el otro día comiendo en el bar con unos amigos, cuando empecé a sentir algo conocido y de carácter no muy definido; aquella situación, aquella conversación ya la había vivido con anterioridad. Sabía, o por lo menos intuía con breves centésimas de segundo de adelanto, que era lo que iba a decir uno de los que allí estabamos, quién le iba a contestar y cómo instantes después esa premonición se disolvía.
Ciertamente ocurrió como esperaba y, como siempre he creído que después de esta corta vida, no hay otra, he llegado a una conclusión; la telepatía existe.
Claro, que a fuerza de estar con las mismas personas, hablando de las mismas cosas, es posible que aquella conversación ya la hubiéramos tenido el mes pasado en el mismo lugar.

No hay comentarios: