miércoles, 9 de junio de 2010

Turistas en España; Los griegos

Nuestro turista de hoy es griego. Se instala más al norte que los fenicios, con los que no se llevaba bien, concretamente en Rhodes (Rosas) y Emporion (Ampurias) y funda la ciudad Akra Leuka (Alicante), también se afincan en Tartesos, en el valle del Guadalquivir.

En Ampurias, fundada por el 550 a.C, en una pequeña isla frente a la desembocadura del río Fluviá, se han hallado los restos griegos más importantes de España.
Nuestro turista griego, se encuentra con los descendientes de aquellos primeros turistas que ahora se llaman iberos y cuentan al mundo cosas de este pueblo. Nos hablan de dos culturas: celtas e iberos, unos al norte y otros al sur. Junto a estos convivían en la península los celtíberos, que componían una mezcla de celtas e íberos autóctonos que se asentaban en la zona central de la Meseta, y que junto a lusitanos, galaicos, astures, cántabros y vascones, formaron la denominada civilización ibérica.

Los pueblos celtíberos según Estrabón: “De los cuatro pueblos en que están divididos los celtíberos el más poderoso es el de los arévacos, que habitan la región oriental y meridional y son limítrofes de los carpetanos y vecinos de las fuentes del Tajo. La más famosa de sus ciudades es Numancia, cuyo valor se demostró en la guerra de veinte años que sostuvieron los celtíberos contra los romanos; luego de haber destruido varios ejércitos con sus jefes, los numantinos, encerrados tras sus murallas, terminaron por dejarse morir de hambre, a excepción de los pocos que rindieron la plaza. Los lusones, que pueblan la parte oriental, limitan también con el nacimiento del Tajo.
 De los arévacos son las ciudades de Segeda y Pallantía. Numancia dista unos ochocientos estadios de Cesaraugusta que, como hemos dicho, se alza en la orilla del Ebro. Tanto Segóbrida como Bílbilis son ciudades de los celtíberos... Posidonio dice que Marco Marcelo pudo sacar de la Celtiberia un tributo de seiscientos talentos, de lo que se puede deducir que los celtíberos eran muchos y dueños de abundantes bienes, aunque habitasen en una región tan poco fértil...”

Estos turistas griegos ya podían admirar el arte de nuestros iberos; La Dama de Elche o los Toros de Guisando, aquí representados.

No hay comentarios: