jueves, 8 de julio de 2010

Para Su.

Decían que tenía cara de vinagre… no sabían que en su casa vivía su suegra.


Llamada telefónica al fontanero que desatasca un retrete…
-¿El fontanero? Es que tengo una fuga.
-Pues ponte un dodotis mamón.

Un borracho se agarra a una farola mientras mea cerca de una fuente… -¡Cago en mi manto, que me desmeo!

¿En que se parece el vendedor ciego de un quiosco, a un lector?
En que el lector lee novelas y el ciego no ve las que vende.

1 comentario:

su dijo...

Gracias Alfredo, siempre es bueno echarse unas risas...Besos.