jueves, 15 de julio de 2010

Tal vez... continuará.

Querido lector/a; Si me sigues, habrás comprobado que tengo iniciado un cuento del que he dado dos entradas (tres con la de hoy). Se supone que corresponden a los primeros capítulos del cuento, aun sin título y a la espera de ver el desarrollo.

He empezado este cuento según mi costumbre, pues no sé como acabará. Los protagonistas son los que guían mi mano y deciden por su cuenta, por ese motivo y al modo de algunos escritores –yo solo escribo historietas de poca monta- está abierto a aquellos que con paciencia me leen. Esta proposición, no deshonesta, ya la hice con las “palabras fuera de uso” con muy poco resultado, pero mi paciencia y mi fe son infinitas. Amiga/o lector, si quieres continuar la historia a tu modo, yo te invito. Solamente una cosa te pido; por favor, que no sea escabroso.

Elegí los nombres de los protagonistas porque siempre me han gustado. Comprobad si mi intuición fue buena.

Andrea.

Nombre Femenino de origen Griego.

Valiente y bella.

Naturaleza emotiva y activa. Se expresa por medio de la perseverancia, las asociaciones, el planteamiento y el asentamiento. Ama las innovaciones y las realizaciones. Le gusta ser asistida y apoyada.

Es consecuente. Se expresa en la calidad, comodidad y utilidad del atavío personal. Gustosa se prestará a mejorar la vida urbana y la familiar. Ama el acompañar y ser acompañada.

Es mente de pensamiento impaciente. Se expresa como pensadora receptiva, sensitiva y observadora en actividades que requieren de la versatilidad, la novedad y la curiosidad. Recibe aumento en los campos de acción que tocan al sentimiento, al deseo de vivir y al de inquirir en todos los campos, más bien como mente directora que como mano ejecutora. Ama el amor, no por lo que da, sino por lo que es.

Roberto.

Nombre Masculino de origen Germánico.

Del germánico glorioso y famoso.

Naturaleza emotiva y protectora. Se expresa por medio del ornato, las relaciones humanas y la vida en el hogar. Ama la reciprocidad y la amistad. Le gusta ser apreciado.

Es consistente. Se expresa en la línea recta, la atención al detalle, la seguridad. Ama lo que afirma y confirma, la propiedad y la ley que ampara.

Es mente de pensamiento eficiente. Se expresa como pensador original y realizador cabal, tanto al considerar las cosas como en su manera de proceder. Se agiganta en las empresas sin precedente, unas veces para hacer surgir lo nuevo y otras para dar a lo viejo nuevos servicios, en ambos casos, con miras al presente y al futuro. Ama lo práctico.

Podría destacar en profesiones como inventor, aviador, ingeniero, maestro, comerciante, líder, administrador, o en los campos automotriz, aeronáutico o eléctrico.

No hay comentarios: