lunes, 5 de julio de 2010

Teorema del, sube y baja.

Bueno, más bien que un teorema, es un dicho que circula desde siempre: todo lo que sube, baja. No es cierto como voy a demostrar. Ayer estuve cortando el seto y algunas pequeñas hojas de los “san juaninos” se quedaron por encima. Hoy, cuando saqué los perros, pude comprobar que algunos caracolillos andaban tras esas hojas para darse un festín, lo que me llevó a pensar en la manía que tienen los caracoles de subir hasta lo más alto. Tal vez sea que los brotes son más tiernos o que les gusta el verde algo hecho.

Para realizar la demostración, cójase un frasco de cristal, de esos de los espárragos, métase un caracol. Se verá como rápidamente inicia la subida. Cuando esté cerca de la boca, vuélvase el tarro; el molusco girará y volverá a iniciar la subida. Se puede repetir el experimento tantas veces como se desee, siempre sucederá lo mismo. Por ello queda demostrado, que no todo lo que sube, baja.

(Y decía mi madre; el diablo cuando no tiene que hacer, con el rabo mata moscas).





No hay comentarios: