domingo, 8 de agosto de 2010

El chatarrero.

Chatarrero, ha llegado el chatarrero. Se compra hierro, cobre, aluminio, se compran calentadores, neveras, cocinas de gas. Chatarrero ha llegado el chatarrero. Se compran baterías, radiadores viejos, canalones de hierro o “cin”, hierro, cobre, aluminio.


- ¡Oyeee! ¡Para, paraaa!

- A los buenos días, ¿tiene algo pa vender?

- Una batería grande de coche.

- ¡Pfuuu! Na, eso no vale na, no la quiero.

- ¿Pero no dice que se compran baterías?

- Es que tengo una cinta grabá dantiguo, dan mucho trabajo y son mu peligrosas. Se la llevo pa tirar si quiere, pero no le doy un euro.

- ¿Cómo que son peligrosas?

- Qué sí, que tienen un ácido mu peligroso, que se lo digo yo. Aluego una me se cayo y se rompió, me salto el ácido aquí adonde tenemos lo negro y me lo dejo to blanco.

- Y… ¿dónde dice que tenemos lo negro?

- Aquí, coño, en los corvejones – dijo señalando la zona del tendón de Aquiles

4 comentarios:

maile dijo...

Antes la compraventa de chatarra era una manera de sobrevivir. Hoy no es mas que malvivir. Ya casi no quedan ni chatarreros ni chatarra.
Al igual que el vendedor ambulante, o aquel que arreglaba las sillas de enea... eso se esta perdiendo. Lastima.

Saludos señor Alfredo.

Alfredo dijo...

Chatarreros se ven de vez en cuando, pero… ¿qué fue del botijero?, del mielero, el afilador, la lechera, el vendedor de telas a domicilio… ya ni siquiera se ven aquellos charlatanes.Vivimos otros tiempos.
Salu2.

lemaki dijo...

Pero gracias a tu gran aportación Alfredo, nos recuerdas los oficios y tareas que se han desarrollado durante toda la vida. Era una labor de reciclaje y de aprovechar todos los materiales que aún podían dar más utilidad. Curioso.

saludos.

Alfredo dijo...

lemaki;
Gracias por el comentario. La gracia (si la tiene)del chiste está en las últimas líneas. El gitano, posiblemente no se bañaba desde que lo hizo la partera, por eso dice “donde tenemos lo negro”. Tenía tanta roña en los calcaños, que daba por natural lo que solo era suciedad.