lunes, 30 de agosto de 2010

¿Qué es el... El Kuru?

El kuru es una enfermedad rara (similar a la de las vacas locas) que se da casi exclusivamente entre los habitantes de Nueva Guinea, quienes practicaban una forma de canibalismo en la cual se comían los cerebros de las personas muertas como parte del ritual funerario.

El canibalismo era practicado habitualmente por muchas tribus y etnias: los indios amazónicos, los aztecas, los pigmeos y otros nativos de la cuenca del río Congo, las tribus Korowai y Fore de Nueva Guinea. Pero el canibalismo no era exclusivo de cuatro indios o negros incivilizados, los antropófagos se han dado en el mundo, en todos los continentes y en todos los tiempos. Las hambrunas causadas por guerras y desastres naturales han existido desde antes de Cristo, hasta nuestros días, y eso llevó a la practica del canibalismo por la supervivencia.
Antropófago es una palabra que proviene del griego "ántropos = hombre" y "fágos = comilón, glotón". Caníbal tiene la misma significación, aunque no es exactamente lo mismo, caníbal es el que come miembros de su misma especie y antropófago es el que come humanos.

El canibalismo se ha practicado:
1º Como forma de mantenimiento alimenticio.
El estudio de las marcas en los huesos encontrados en los yacimientos arqueológicos de Atapuerca, demuestran que se practicó el canibalismo sistemático y que carecía de cualquier intención ritual.

2º Para obtener la fuerza y el valor del guerrero enemigo.
El indio guaraní pensaba que, a lo largo de su existencia, la persona acumula energía y que esa energía puede ser utilizada por otra persona para expandir la conciencia, de modo que el daño, el mal, e incluso a la muerte, no podría afectarles.
Bokassa, Idi Amin Dada o Francisco Macías, no eran indios, todos son de hace unas décadas y tenían las mismas convicciones. Se decía que Macias poseía poderes que le permitían comunicarse con los muertos mediante los ritos secretos del bieri, que incluían la práctica del canibalismo. Tal era el miedo que le tenían, que tuvieron que ajusticiarlo soldados marroquíes, pues los guineanos se negaron.

3º Como ofrenda a los dioses.
Según los relatos de los conquistadores, los pueblos indios tanto aliados como adversarios de Hernán Cortés, tras batallas y escaramuzas practicaban sus ritos religiosos para a continuación comerse a los muertos. Al parecer se llevaban sal a las batallas para salar a los enemigos conservando por más tiempo su carne y así volver con ella a sus poblados para repartirla entre los familiares.

4º Por venganza.
El capitán James Cook y algunos de sus hombres, fueron muertos y comidos en 1779 en Hawai, por la población local tras un intento fallido de secuestrar a su rey, en represalia a los robos de los nativos. Aunque estos hechos no fueron probados fehacientemente, se piensa que así fue.

A Valdivia se lo comieron en vida los mapuches por las mutilaciones y masacre a los indígenas que ordenó luego de la batalla de Andalién. Valdivia fue muerto después de tres días de torturas con cercenamientos similares a las que él realizara para escarmentar a los indios en aquella batalla. Le amputaron sus músculos en vida, usando afiladas conchas de almeja, y se los comieron asados delante de sus ojos. Finalmente extrajeron su corazón para devorarlo mientras bebían chicha en su cráneo, que fue conservado como trofeo.

5º Por hambre extrema.
La cantidad de casos es abrumadora. Los últimos en la 2ª Guerra Mundial en Rusia (sitio de Stalingrado) y en el Pacífico por los japoneses, los jugadores uruguayos perdidos en los Andes...

6º Por esnobismo.
Siempre hay algún loco que quiere comer, o ser comido por otro. El caníbal de Rotemburgo Armin Meiwes, el japonés Sagawa, el asesino de Rostov...

El canibalismo está oculto en algún rincón de nuestro primitivo cerebro, yo a veces, viendo los torneados, blancos y rechonchos brazos de mi nieta le digo que me apetece darle un bocadito. Reminiscencias sin duda.

3 comentarios:

rubo dijo...

Pero hay que tener valor para comerse a otro, no me querría ver yo en una situación como los de los Andes...
Seguro que muchos que nos rodean tienen la carne rancia, o demasiado dura... Viendo lo que hay por ahí...
Donde esté el filetín de ternera asturiana...
Saludos.

Alfredo dijo...

Yo lo pasaría mal, soy más de pescado.
Salu2,

lemaki dijo...

No tiene nada que ver... pero durante la guerra civil y terminada ésta, se comían gatos, perros (según contaba mi abuela). Es decir, en caso de extrema necesidad, el instinto de supervivencia prevalece sobre la moral y la costumbre... esperemos no conecer nunca, nunca nada de eso.

En latinoamérica hasta el siglo XIX, se practicaban rituales. "Uno de los caníbales más reconocidos durante el siglo XXI ha sido el alemán Armin Meiwes, conocido como el caníbal de Rotenburgo."

Esperemos no cruzarnos con ninguno como este...

Buen post. Siempre interesante tu lectura.

saludos.