domingo, 8 de agosto de 2010

Turíbulo.

(Del lat. turibŭlum; de tus, turis, incienso).
1. m. incensario.

Aunque los incensarios datan de tiempos anteriores al cristianismo – ya los utilizaban los antiguos egipcios- y se continuan utilizando en los ritos religiosos, las palabras “turíbulo” al igual que “turiferario” – el portador del turíbulo- no son a mi entender de uso cotidiano para las personas de a pie. Tampoco es que pueda opinar con mucho conocimiento de causa, nunca he sido monaguillo y aunque C.A.R. soy bastante poco practicante – funerales y poco más-

No voy a mandar estas palabras a la cárcel y ni siquiera las pondré en cuarentena, puesto que, en las ante dichas ceremonias de la iglesia, tienen bastante relevancia. Más este año, que es Santo y el botafumeiro no descansa, para admiración de los peregrinos.

2 comentarios:

vazquez74 dijo...

Siendo palabras tan vinculadas a lo religioso, lo procedente sería enviarlas al Infierno...
Saludos.

Alfredo dijo...

Sé más caritativo, el purgatorio no es un mal sitio.
Salu2.