viernes, 3 de septiembre de 2010

Morin khuur

Este instrumento consiste en una caja de madera (antiguamente se cubría con piel de caballo) a la que se unen, por medio de un mástil (decorado en el extremo superior con la talla de una cabeza de este animal), dos cuerdas: una masculina y otra femenina.
La masculina (más grave) se compone de 130 pelos de la cola de un caballo semental, mientras que la femenina (más aguda), sólo consta de 105 pelos, de la cola de una yegua.
Poéticamente, su sonido se describe como el relincho de un caballo salvaje o suave como la brisa de las praderas.

La leyenda de Kuku Namjil.

Dice la leyenda que Kuku Namjil era un pastor al que obsequiaron un caballo alado. Gracias a él podía visitar todas las noches a su amada.

Pero una celosa mujer, cortó las plumas largas de las alas del caballo, para que se cayeran desde lo alto e impedir así que fuera a cortejar a su pastrocilla. Cuando Kuku empezó a ascender a los cielos, el caballo no pudo controlar el vuelo y cayeron ambos en el desierto. El caballo murió y el pastor ya no pudo visitar nunca más a su pastora ni regresar a su casa.

Apenado, decidió entonces hacerse un violín con los huesos y pelos de su caballo, con el que le dedicaba tristes cantos y se convirtió en un bardo errante.


El Morin Khuur ha sido declarado por la UNESCO Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

No hay comentarios: