domingo, 12 de septiembre de 2010

Poemas de Enheduanna (I)

Hace algunos días, varias personas preguntaron por los poemas de Enheduanna. Voy a ir subiendo parte de ellos ya que son largos. Recordar que Enheduanna fue la hija de Sargón de Akkad (Sharkalisharri). Nacida poco antes del 2300 a.C, forma parte desde una edad temprana, del juego político de su padre, y asume una posición estratégica en el espacio religioso, como gran sacerdotisa, vinculada a Nanna (el dios de la luna) y a Inanna (la diosa del cielo y de la fecundidad). Cogida en los movimientos de los estados en conflicto, Lugalzzagesi de Umma, ocupa su sede (no está claro si cuando la ocupación de Lagash, Nippur o Ur) y es despojada de sus prerrogativas y desterrada.
En la confrontación con Lugalzzagesi - que tras apoderarse de gran parte del país, se proclamó "señor de Su’hi"—del templo de Nanna y afrentó y desterró a Enheduanmna, ella deja su testimonio:


"Yo, la que alguna vez se sentó triunfante
fui arrojada del santuario,
como una golondrina (Lugalanne) me hizo volar por las ventanas,
y mi vida se fue consumiendo.
El me hizo caminar sobre las breñas al borde del desierto
Me arrancó la corona
y me dio daga y espada: "esto es para tí" -me dijo.

No tarda en triunfar el movimiento inverso y Enheduanna regresa, probablemente acompañando al ejército de Sargón, y debió presenciar el horrible castigo a que someten al "usurpador" Lugalzzagesi o Lugalanne, que es castrado, cegado, y colgado en una jaula de las murallas de Nippur.

Pero poco después muere Sargón (2280 a.C). Lo sucede su hijo Rimush que es asesinado tras un corto reinado, y es sucedido por su hermano Manishtushu, que a su turno, también es asesinado. Sucede a este último su  hijo Naram-Sin, que poco tiempo después de ascender al trono, ve su reino prácticamente en el suelo, debido a un gran terremoto. Naturalmente, Enheduanna estuvo muy cerca de todos estos sucesos, y su sentido trágico debió afectarla. La cronología relativa de estos hechos puede establecerse a través de las Listas Reales de Sumer.
Enheduanna habría desaparecido como tantas sombras, de no ser por la recuperación de algunos pocos restos cerámicos en Ur- entre otros del disco en donde aparece en una procesión, vinculada a la realización de rituales propios de su cargo—y sobre todo, por la recuperación de sus himnos y poemas, en versiones sumerias y akkadias. En estos poemas hay un desgarrado proceso que va desde los cantos hierogámicos entre Inanna y Dumuzi (a todos los fines, "el pastor" de los rituales de fecundidad), y la épica del duelo y de la venganza, que vienen a implicar también profundas transformaciones en la construcción de los caracteres divinos, en el papel de la divinidad en el orden del mundo.

EL DESCENSO DE INANNA AL MUNDO DE LOS MUERTOS.

Trad.Federico García Morales
(del texto establecido por Samuel N.Kramer, recopilador, trascriptor y traductor al inglés, según versión publicada en Proceedings of The American Philosophical Society, vol.85,n.3,february 1942, p. 293-323)

1. Ella, desde su alta cumbre, decidió bajar al gran abismo.
2. La diosa, desde su alta cumbre decidió bajar al gran abismo.
3. Inanna, desde su alta cumbre se decidió a bajar al gran abismo.
4. Mi señora abandonó el cielo, abandonó la tierra, Al otro mundo descendió,
5. Inanna abandonó el cielo, abandonó la tierra, Al otro mundo descendió,
6.Abandonó su señorío absoluto, Al otro mundo se fue.
7. En Uruk abandonó a Eanna, Al otro mundo descendió,
8. En Badtibira abandonó a Emushkalamma, Al otro mundo descendió,
9. En Zabalam abandonó a Giguna, Al otro mundo descendió,
10. En Adab abandonó a Esharra, Al otro mundo descendió,
11. En Nippur abandonó a Baratushgarra, Al otro mundo descendió,
12. En Kish abandonó a Hursagkalamma, Al otro mundo descendió.
13. En Agadé abandonó a Eulmash, Al otro mundo se fue.
14. Los siete divinos decretos atados estaban a su lado, a su lado
15. Y ella vió los divinos decretos al alcance de su mano, a su alcance
16. Y todos esos decretos estaban bajo sus pies. a sus pies.
17. La shugarra, la corona de la llanura, se la puso en la cabeza,
18. Y su aspecto era radiante,
19. Alzó en su mano el cetro de lapislázuli, un cetro de lapizlazuli
20. Y ató piedras de lapislázuli a su cuello, lapizlazuli en su cuello
21. Y piedras brillantes a su pecho. en su pecho...
22. Y agarró un anillo de oro en su mano,
23. Y ató una placa a su pecho.
24.Se cubrió con todos los ornamentos de su señorío
25. y ... untó su rostro con hierbas
26. Inanna caminaba hacia el mundo de los muertos, Inanna, Inanna, Inanna
27. Y su mensajero Ninnshubur caminaba a su lado.
28. La pura Inanna le dijo a Ninnshubur:
29. " Oh, tú que eres mi constante apoyo,
30. Mi mensajero de fieles palabras,
31 Mi portador de palabras de ayuda,
32. Yo ahora me voy al otro mundo.
33. "Cuando haya llegado al país de los muertos, Cuando haya llegado al país de los muertos
34. Llena el cielo de lamentos por mí, llena el cielo de lamentos por mí
35. En la esplendente asamblea, gime por mi,
36. En la casa de los dioses, clama por mí
37. Baja tus ojos por mi, baja el tono de tus palabras,
38. Con el más bajo ...con ... tu gran ... por mí,
39. Como el pobre que tiene un solo vestido, vístete por mí.
40. Y dirige solitario tus pasos al Ekur, la casa de Enlil.
41. "Al entrar al Ekur, en la casa de Enlil,
42. Gime ante Enlil:
43. "Oh, padre Enlil, no permitas que tu hija quede muerta en el Otro mundo,
44.No permitas que tu buen metal sea molido y reducido a polvo en el Otro mundo,
45. No dejes que tu buen lapislázuli sea quebrado, y convertido en piedra de picapedreros.
46. No permitas que tu noble madera sea cortada en astillas por leñeros,
47. No toleres que la doncella Inanna sea asesinada en el Otro mundo !"
48. Si Enlil no hace eco de tí en este asunto, véte a Ur.
49. En Ur, tras ingresar a la casa del (señor) de la tierra,
50. El Ekishshirgal, en la casa de Nanna,
51. Solloza ante Nanna:
52. "Oh Padre Nanna, no dejes que tu hija quede muerta en el Otro mundo,
53. No permitas que tu buen metal sea molido y reducido a polvo en el Otro mundo,
54. No dejes que tu buen lapislázuli sea quebrado, y convertido en piedra de picapedrero.
55. No permitas que noble madera sea cortada en astillas por leñeros,
56. No toleres que la doncella Inanna sea asesinada en el Otro mundo !"
57. Y si Nanna no te apoya, ánda a Eridu.
58. Y en Eidu, tras entrar a la casa de Enki,
59. Solloza ante Enki:
60. ¡Oh Padre Enki, no permitas que tu hija sea ejecutada en el Otro mundo,
61. No dejes que tu noble metal sea hecho polvo en el Otro mundo,
62. No dejes que tu buen lapislázuli sea quebrado, y convertido en grava por picapedreros.
63. No permitas que tu fina madera sea cortada en astillas por leñeros.
64. No toleres que la doncella Inanna sea asesinada en el Otro mundo!
65. "El padre Enki, el señor de la sabiduría,
66. Que conoce del alimento que da vida, que sabe del agua de la vida,
67. Seguramente me dará vida. "
68. Inanna caminaba hacia el mundo de los muertos,
69. Y a su mensajero Ninshubur le decía:
70. "Anda Ninshubur,
71. Al mundo que te he ordenado ..."


Mañana más.

4 comentarios:

lemaki dijo...

He visto que el primer post que escribiste sobre mujer es de 18 de agosto. No lo recordaba y por eso he buscado...

También he descubierto que son los poemas más antiguos que se han datado hasta ahora. A la vez que la poestisa brillante y valiente que vivió en Mesopotamia. Sus versos son energicos y muy avanzados para su momento de la historia. Es un gran hallazgo para mí... gracias por traerla.

saludos.

Alfredo dijo...

Si te soy sincero, aunque interesante, es un poco tostón. Te tiene que gustar mucho la historia para sumergirte en el contexto y perder tiempo para saber cosas de las que solamente hablan historiadores y arqueólogos.
Me alegra tu entusiasmo.
Salu2.

Anónimo dijo...

Es nuestra historia y los poemas mas puros donde solo la preocupacion de esta poetisa era la inmortalidad y lo logro a pesar de todo

Rodrigo Tapia dijo...

"Perder el tiempo"?