martes, 12 de octubre de 2010

De corsarios y capitanes.

Menaldo Guerri o Guerra, era un corsario vizcaíno al servicio del rey de Francia.

El corsario era un personaje particular, no era soldado, pero estaba dotado de un contrato acordado con el estado bajo cuyo pabellón navegaba (la famosa "patente de corso"). Se dedicaba a la persecución, bien para alejar de la costa naves piratas, bien para capturar y requisar mercantes de países enemigos quedándose con el botín o "presa", pero siempre sujeto a las reglas previstas por la legislación.

El corsario tenía puerto franco, en aquellos bajo la bandera que servía. A cambio de la protección que se les brindaba, habían de entregar la parte estipulada.

No confundir corsario con pirata, bandido que no reconoce la ley, atacando a propios y extraños indistintamente. Muchos mercaderes, armadores y pilotos operaban esporádicamente como corsarios, aunque a veces, traspasaban la estrecha línea que separaba a unos de otros. Para los que resultaban esquilmados, todos eran piratas y da igual que fueran bucaneros, filibusteros o corsarios.

Menaldo, que a la sazón se había hecho amo del puerto de Ostia, desde donde atacaba todo lo que se movía con distinta bandera a la suya, poseía varias galeras y una tropa de mercenarios vizcaínos. El término vizcaíno incluía entonces a guipuzcoanos y alaveses.

El Gran Capitán, a petición del Papa, decidió acabar con la amenaza que representaba para sus intereses, tomando el puerto, (el puerto, a la entrada del Tiber, canalizaba una importantisima actividad comercial para Roma) pero antes pidió la rendición de la plaza como era preceptivo. Menaldo le respondió con la presunción del que se encuentra seguro y con la chulería propia de la época: "Decidle (al papa) que se acuerde de que todos somos españoles y que no la ha con franceses, sino con español, y no con castellano, sino vizcaíno".
Entiendo yo, que él consideraba cojonudos a los españoles, en sobremanera si eran vizcaínos y menospreciando a franceses y en menor medida a los castellanos.

El corsario fue capturado tras cinco días de asedio y recriminado por el propio Gonzalo de Córdoba con estas palabras: "Muy espantado estoy de vos, señor Menaldo Guerri, que tantas cosas han pasado por vos querer defender a una cosa tan errada y sin razón... y más siendo español, que nunca los de nuestra nación han sido traidores ni malos cristianos, y sobre todo ser tan confiado que ni temíais a hombre ni a Dios". El propio Gonzalo solicitó el perdón de Menaldo ante Alejandro VI, y una vez concedido, Menaldo dijo al Gran Capitán "Sólo un consuelo llevo que alivia de alguna manera mi contraria fortuna: ser vencido por vuestra Excelencia, que merece vencer a todo el mundo". Pero sus hombres, fueron castigados como renegados y traidores.

4 comentarios:

lemaki dijo...

Si, efectivamente la patente de corso era el permiso concedido mediante una carta de marca. El auge de los corsarios tuvo lugar entre los siglos XVI y XVIII.
También los Estados Unidos emplearon esta estrategia contra Japón en el Pacífico durante la Segunda Guerra Mundial con su flota submarina.

Interesante vida la de este vizcaíno al servicio del rey de Francia.

saludos.

Alfredo dijo...

lemaki.
Todos los países han practicando esta forma de piratería, no era otra cosa por mucha patente que se llevara, y era una forma de guerra encubierta. Guerra comercial, por la que las mercaderías, y sobre todo el oro, cambiaba de manos perjudicando las economías de los robados.
Salu2.
Has salido my estudiosa lemaki, te pareces - salvando la distancia - a la esponja que es mi nieta con 11 años.

Joaquin Mejia dijo...

Buenos dias,

Me ha gustado mucho su entrada sobre Menaldo Guerri y Fernández de Córdoba. ¿Podría por favor confirmarme el texto original del que está tomada?

Muchas Gracias,

Joaquín Mejía

Alfredo dijo...

Joaquín Mejía.
La entrada es de hace casi siete años, imposible recordar lo que me pides. Tal vez leí algo sobre corsarios y piratas, o tal vez sobre Gonzalo Fernández de Córdoba y de allí nació lo que escribí.
Supongo que ya habrás mirado la biografía del Gran Capitán o la de Menaldo, si no lo has encontrado ahí, no te puedo ayudar.
Muchas gracias por el comentario.
He echado un vistazo a los dioramas que he de ver con más calma. Me gustan mucho. Yo hice por un tiempo maquetas de ferrocarriles, pero lo abandoné, mucho tiempo, mucho costo.., en fin una experiencia más.
Salu2.