sábado, 30 de octubre de 2010

Dos genios en acción.



Seguramente si arriba no pusiera los nombres de los artistas, más de uno no los reconocería. A mi, que me gusta especialmente Buster Keaton - lo he dicho en varias ocasiones - me costó un rato. Aquí Keaton logra ponerme nervioso con las dichosas partituras, cosa que también me sucede cuando veo algunos temas de Harold Lloyd y que traeré otro día.

4 comentarios:

rubo dijo...

Son películas intemporales, tienen el encanto de su creación casi artesanal y de la época de la que surgieron.
Saludos.

Alfredo dijo...

rubo.
Tal vez yo las recuerde con la añoranza de cuando era niño, esos tiempos en que carecíamos de casi todo y el cine era la mejor distracción.
Salu2.

lemaki dijo...

Pero sobre todo, los mensajes que envían cuando ves una película en blanco y negro y muda es que son totalmente expresiva, cualquier niño podría entender todo lo que transmiten, sin necesidad de escuchar las aclaraciones de los dialogos, por tanto, son más que comunicativas y reveladoras. Nunca pasarán de moda.

saludos.

Alfredo dijo...

lemaki.
Es lógico que al no ser sonoro, los gags debían de estar claritos para todos, máxime cuando el cine se hizo tan popular que todas las clases sociales lo veía.
Salu2.