viernes, 15 de octubre de 2010

Elissa.

Este billete de diez dinares, es moneda legal en curso de la república de Túnez. Los billetes de banco, al igual que los sellos de correo, dicen mucho de los países que los imprimen, pero la mayoría de las veces los manejamos sin apenas fijarnos en ellos.

En este billete, está representada Elissa de Tiro, primera reina y fundadora de Cartago, posiblemente más conocida por Dido.

La leyenda de Dido ya la he tratado someramente en otra ocasión, por lo que no lo haré de nuevo. Pero si quiero resaltar de nuevo su figura como mujer inteligente, que tras su muerte fue venerada como una diosa.

Sabéis los que me leéis, que estoy en contra de las muertes provocadas, también en la de esta mujer que, a decir de Virgilio y Ovidio, se provocó ella misma con la espada del que fuera su amor; Eneas.

6 comentarios:

rubo dijo...

Me gustan los dos nombres, Elissa y Dido.
Buen fin de semana.

Alfredo dijo...

Elissa, así con dos eses es muy bonito.
Salu2.

lemaki dijo...

(Hola, estoy cansada y entro menos... soy yo la que me lo pierdo... je,jeje).

He buscado información sobre esta mujer y hay dos versiones de su muerte: "versión clásica, Jarbas se quiere casar con ella, pero Dido es todavía fiel al recuerdo de Siqueo. Cree que si rechaza a Jarbas éste tomará represalias contra ella y su gente. Así, el día de la boda, antes de celebrarla, Dido se hunde un puñal en el pecho".

"Eneas llega a Cartago. Dido le ama enseguida y Eneas la corresponde. Pasan un tiempo juntos, pero Eneas, que ha recibido de Júpiter la misión de fundar un nuevo pueblo, debe partir a su destino. Una noche, Eneas embarca con su gente y Dido corre a convencerle de que se quede con ella, pero no lo consigue. Le ve partir y ordena levantar una gigantesca pira donde manda quemar la espada, algunas ropas que Eneas había dejado en palacio y el tronco del árbol de la entrada de la cueva donde se amaron por primera vez. Al amanecer subió a la pira y se hundió en el pecho la espada de Eneas".

Siento que no haya resumido y seguro que ya lo has leido pero me gustaron ambos párrafos.

Tener en cuenta los pequeños detalles abre una gran puerta a los numerosos descubrimientos de nuestra realidad (como fijarse en los billetes...).

Saludos (me gustó esta entrada).

Alfredo dijo...

lemaki.
Por lo que a mí respecta, no te pierdes gran cosa. Sin duda tendrás historias más interesantes que leer.
La leyenda de Dido la subí a raíz de una entrada que hice sobre los Cartagineses, aunque ya desde escolar la conocía. Perdona la pedantería.
A mi me cautiva más ese amor que ella sintió por Eneas, al fin y al cabo el matrimonio con Siqueo, le fue impuesto por su hermano. Lo de Jarbas, era revivir de nuevo un matrimonio con alguien a quien tampoco quería, y con agravante.
De todas formas, es triste que aún conociendo el amor, todos los hombres le salieran rana.
Salu2.

lemaki dijo...

Es cierto, ahora que leo tu comentario tienen mucho en común.

La anécdota que escribo la he leido de Javier Marías, bueno la he retocado para que quede más linda (o no... depende). Pero el protagonista es Juan Benet, tenía un estilo muy peculiar para decir lo que pensaba, fuera halago o insulto, sin remilgos ni cursilería, ni ñoñez, era claro y directo, pero con las palabras adecuadas, éso es lo que lo distinguía de la grosería y de la vulgaridad...

gracias por leer y comentar, me agrada mucho tus opiniones, son muy certeras y agudas.

saludos.

Alfredo dijo...

lemaki.
Gracias a ti y si, es linda. Me tendré que dar una vuelta por Marías al que hace tiempo no leo.
Salu2.