lunes, 11 de octubre de 2010

Hombres sin Nombre.

La historia de los pueblos se hace con hombres y nombres. Sin embargo, la historia se olvida a menudo de muchos Hombres por no tener Nombre.

Un Nombre; Diego de Almagro, reconocido como el hombre que descubrió Chile.
Descubridor, ra.
1. adj. Que descubre o halla algo oculto o no conocido.
2. adj. Que indaga y averigua.
3. adj. Que ha descubierto tierras y provincias ignoradas o desconocidas.
4. adj. Dicho de una embarcación: Que se emplea para hacer la descubierta.
5. m. Mil. Explorador, batidor del campo.

Un Hombre; Gonzalo/Pedro Calvo de Barrientos "El Desorejado", uno de los primeros españoles pioneros en pisar el territorio de Chile, y que antecedió con su presencia a la expedición del adelantado, Diego de Almagro.

Por tanto, Barrientos debería haber sido reconocido como descubridor, pero carecía de Nombre. Para más inri, era un ladrón y "El Viejo" o "Apu-machu" como se conocía a Francisco de Pizarro, mandó que le cortaran una oreja para que todo el mundo supiera quién, y porqué, era, y se le hacía aquello.

Dicen que era hidalgo y descendiente de gallegos aunque parece que nació en Sevilla. Seguramente poseía además el don de la palabra, pues convenció al inca Atahualpa que era prisionero de Pizarro, para que le enviase a alguna parte de su reino, la más remota, a fin de librarse del oprobio. Quiero hacer notar que el emperador, a pesar de estar prisionero del Viejo, continuaba gobernando a su pueblo.

El inca lo envió a la parte más escondida de su reino que era Chili/Chilli/Chile. Al parecer le dio también hombres, avituallamiento y un salvoconducto - la borla de su tocado- para que nadie lo molestara. En el viaje iba acompañado por su mujer inca y el recorrido lo hicieron cómodamente en silla de manos.

En el valle del río Aconcagua, en la fértil zona de Quillota, Gonzalo Calvo se quedó, y adoptó la forma de vida indígena, amparado por los caciques Tangalonco y Michimalonco, quienes lo acogieron y le cambiaron su nombre a Gasco. Al parecer, a cambio, Calvo adiestró a los hombres de Mixchimalonco al estilo de los soldados españoles, y enterado que la expedición de Diego de Almagro estaba por llegar, preparó un buen recibimiento.

Como quiera que Almagro no halló el oro que allí fue a buscar, y que fue acosado por los beligerantes mapuches, a más de la traición del indio llamado Felipillo, optó por dar media vuelta y volver a Perú. Gonzalo Calvo decidió acompañarlo probablemente  por el Desierto de Atacama, a través de la Pampa del Tamarugal - por donde Calvo había venido - en vez del retornar por el Paso de San Francisco que le cóstara a Almagro hombres y penalidades.

Aquí la historia de Calvo no está clara, para algunos chilenos, Barrientos huyó "y como estaba echo a la vida de los indios se volvió a ellos". Junto con su esposa y otros indígenas que huyeron con él, formó un pequeño grupo y en medio de la cordillera dieron inicio al proceso de mestizaje en Chile.

Hay otra versión que lo sitúa volviendo a Perú junto a Diego de Almagro, donde perderá la vida en la batalla de Las Salinas en abril de 1538 luchando contra los Pizarro y a resultas de la cual, sería luego ajusticiado Almagro.

2 comentarios:

rubo dijo...

La historia es así de desagradecida, en tantas ocasiones...
Saludos.

Alfredo dijo...

Tal vez este hombre no hizo demasiado para tener un Nombre.
Salu2