viernes, 19 de noviembre de 2010

Adehala.


(Del mozár. *ad iḥála o *et iḥála; cf. alifara).

1. f. Aquello que se da de gracia o se fija como obligatorio sobre el precio de aquello que se compra o toma en arrendamiento.
2. f. Aquello que se agrega de gajes o emolumentos al sueldo de algún empleo o comisión.

Estirando un poco la cuerda, podríamos decir que, Adehala es en antiguo, a propina en moderno. Rizando el rizo, podíamos pensar en el "dinero en negro", en las "dietas" y, aunque en la segunda definición le da otro giro, también se puede pensar en las "comisiones".

"Mira, Sancho - respondió don Quijote -, si el consejo que me das de que me case es porque sea luego rey en matando al gigante y tenga cómodo para hacerte mercedes y darte lo prometido, hágote saber que sin casarme podré cumplir tu deseo muy fácilmente, porque yo sacaré de adehala, antes de entrar en la batalla, que saliendo vencedor della, ya que no me case, me han de dar una parte del reino, para que la pueda dar a
quien yo quisiere; y en dándomela, ¿a quién quieres tú que la dé sino a ti?"

2 comentarios:

rubo dijo...

Es palabra compleja para decir, yo la relegaría al arcón de los recuerdos.
Saludos.

Alfredo dijo...

rubo.
Si, es algo complicada y hasta fácil de olvidar, por eso creo que habría que ponerla de moda.
Salu2.