martes, 30 de noviembre de 2010

Billetes de banco; Rusia.

Reverso del billete de 50 rublos.
El edificio de la Bolsa y la Columna Rostral.

Anverso.
Detalle de la Columna Rostral en el río Neva, de fondo la Fortaleza de San Pedro y San Pablo en San Petersburgo.

En tiempos pasados, las columnas rostrales servían de faro, y es por ello que aún en la actualidad es posible observar en la parte superior de las columnas el quemador destinado a ello. Si bien hoy en día ya no están destinadas a este uso, durante algunas fiestas y festividades conmemorativas, se encienden para iluminar la ciudad. Es tradición de las parejas recien casadas, acudir a este lugar y  beber una copa de champán para a continuación lanzarlas contra un monolito de piedra a la orilla del Río Neva.

 A la entrada  de la Fortaleza de San Pedro y San Pablo se encuentra  un monumento a la liebre, el lugar donde empezó la historia de la capital del Norte en el año 1703. Según cuenta la leyenda, una liebre saltó a la bota de Pedro I el Grande cuando éste salía de una barca. La isla en la que se enclava la Fortaleza, recibió el nombre de Isla de las Liebres y a la entrada se colocó en aquel lugar como «defensora de las inundaciones».

No hay comentarios: