lunes, 15 de noviembre de 2010

El mito de Enlil y Ninlil.



En Nippur, al sur de Babilonia, la actual Irak, se encontraron documentos de antiquísimos mitos referentes a los dioses. Este es el mito de Enlil y Ninlil.

Enlil era un joven, Ninlil una doncella. La madre, como todas las madres, protectora, advierte a su hija Ninlil contra el bañarse sola en el canal de Nippur, porque un hombre podría hacerle violencia.
Ninlil no hace caso de su madre y se baña en el canal. Entonces llega Enlil y ve en el baño a la hermosa virgen. Trata de seducirla, y al no conseguirlo, la viola.
Ninlil queda embarazada y, a su tiempo, da a luz... a la Luna. En su viaje a los infiernos, a donde la persigue el dios padre Enlil, la joven lleva aún a la Luna en el vientre. Pero la Luna que acaba de ser dada a luz, no puede permanecer en el infierno y por ello le es arrebatada a la virgen.
Una segunda Luna es engendrada por ella, destinada a acompañar a la madre virginal en el más allá; es la Luna menguante, moribunda.

Este himno religioso sumerio, establece la diferencia entre dos hijos lunares distintos; uno recién nacido, Luna Nueva, y otro, Luna Menguante que ha de fenecer.

Enlil era la segunda deidad más poderosa del panteón sumerio. Su nombre significa "Señor del espacio aéreo", considerado padre de los posteriores "Dioses de las Tormentas" que encabezaron los panteones del mundo antiguo.

Ninlil o Sud, para los antiguos sumerios, era la "Diosa o señora del aire" y consorte de Enlil, al unirse a este, pasó a ser Ninlil.

2 comentarios:

lemaki dijo...

Después de que Enlil pasara una temporada en el inframundo, reino de Ereshkigal, como castigo por violar a Ninlil, engendran a Nergal. Luego engendrarían a Ninazu. más tarde a Enbilulu, que sería dios de los ríos y los canales.

Vas a conseguir que me aficione por la mitología que pensé que no me gustaba mucho. No hay que cerrarse a nada.

saludos.

Alfredo dijo...

lemaki.

La mitología, al igual que la Historia, nos ayuda a comprender las relaciones humanas a través de los tiempos.
A menudo decía mi madre; "sabe más el diablo por viejo, que por diablo". Lo que significa que, con interés y tiempo, cualquiera puede lograr cosas inimaginables. Tu tienes el interés, y veo que aprovechas el tiempo.
Salu2.