sábado, 13 de noviembre de 2010

La baya del... Acebo.

De gran valor ornamental especialmente centrado en sus pequeños frutos brillantes y de color rojo intenso que se mantienen durante todo el invierno. El hecho de fructificar en invierno le da a esta planta un valor ecológico muy importante al ser una buena fuente de alimento en la estación más dura por la escasez de recursos. Los frutos se consideran purgantes y vomitivos para los humanos.

Como planta rústica, carece de plagas y enfermedades a tener en cuenta en el jardín. Se puede utilizar para borduras y conformación de setos. Admite la bien la poda.
Ojo, en esta foto se puede apreciar también frutos y hojas del Cotoneaster y, que junto al espino de fuego y otras especies forman un abigarrado parterre.

No hay comentarios: