martes, 9 de noviembre de 2010

Los hermanos Marx.



Aunque cinco de sus películas están incluidas en la lista de las 100 mejores comedias del Instituto Americano del Cine, a mi siempre me han dejado un poco indiferente. No soy capaz de encontrarles esa gracia especial que define a los cómicos. Es cierto que eran buenos músicos, Harpo el arpa, Chico el piano y Groucho dicen que la guitarra, aunque yo no recuerdo ahora haberlo visto tocar.  Claro que este último, ha dejado frases celebres y que mucha gente los tilda de geniales, pero así y todo, no son de mi preferencia. No obstante, como siguen teniendo multitud de admiradores, traigo hoy la que dicen fue una de las escenas más divertidas del cine.

2 comentarios:

rubo dijo...

Quizá su humor perdía fuerza al traducir las películas al castellano, ¿no crees que esa puede ser la explicación? Probablemente utilizaban dichos, giros y expresiones que en su país nativo tendrían gracia, aparte de que muchas situaciones reflejadas en sus películas responderían a hechos del día a día en aquel país, que al trasladarse al exterior perderían su gracia, incluso su porqué.
Piensa que probablemente el humor de José Mota no sería traducible al inglés, ni siquiera al ruso. ¿Se reirían igual del "tío la vara"? Yo creo que no.
Disculpa el rollo. Saludos.

Alfredo dijo...

rubo.
Es muy posible que ese sea el motivo, aunque hay actores americanos o ingleses que se encuentran en la misma tesitura, y sin embargo me gustan mucho más que ellos.
Si te soy sincero, siempre los consideré como; carota, tocaculos y nifunifa.
Salu2.