martes, 16 de noviembre de 2010

Sandokán.




Algunas veces una película o serie de televisión, nos ha llevado a profundizar en el tema leyendo el, o los, libros que trataron de reflejar lo que el autor escribió. Otras, por el contrario, sucede que llegan a esos medios como resultado de la enorme popularidad que adquieren esas novelas. Las aventuras que Emilio Salgari publicó, ya eran leídas por los jóvenes de hace cien años y, hace algunos menos, yo me sumé a ellos. Se describían allí países desconocidos y misteriosos que hacían volar nuestra imaginación, aventuras en las que hubiéramos querido participar...

A pesar de que vistas hoy, estas aventuras de Sandokán, nos parecen un tanto infantiles, creo que a aquellos nacidos por los años 70 les gustará recordarlas.

4 comentarios:

rubo dijo...

¡Que placentero era leer cualquier libro de Salgari en la cama, mientras fuera llovía o tronaba, imaginando aventuras por las selvas de indonesia!
Si, la serie de TV resulta algo infantil vista ahora, como otras míticas, p.e. Orzowei. Saludos.

lemaki dijo...

Bueno, lo siento, soy de esa década a la que haces referencia pero entonces no me gustaban los libros de aventura. Bueno solo leía aquellos en los que eran protagonistas chicas (Esther) o grupos de amigos (Los Cinco).

Emilio Salgari, era una persona muy elocuente: "A mis editores: A vosotros, que os habéis enriquecido con mi piel, manteniéndome a mí y a mi familia en una continua semimiseria o aún peor, sólo os pido que en compensación por las ganancias que os he proporcionado, os ocupéis de los gastos de mis funerales. Os saludo rompiendo la pluma. Emilio Salgari". Dice mucho sobre este escritor y periodista (busqué esta información, como toda...).

saludos.

Alfredo dijo...

rubo.
Y no muy bien hecha, pero hay que considerar que era una serie para la TV, posiblemente con poco dinero y... hace muchos años.
Salu2.

Alfredo dijo...

lemaki.
Mis hijos recuerdan la serie de TV y dicen que la debieron de pasar hacia el 75. Supongo que algo les debió de influir ya que en la librería del desván he encontrados dos libros de este gran comunicador.
Salu2.