sábado, 15 de enero de 2011

Acemite.

(Del ár. hisp. assamíd, este del ár. clás. samīd, y este del arameo smīdā; cf. gr. σεμίδαλις).
1. m. Afrecho con alguna corta porción de harina.
2. m. Potaje de trigo tostado y medio molido.
3. m. desus. Granzas limpias y descortezadas del salvado, que quedan del grano remojado y molido gruesamente.
4. m. ant. Flor de la harina.

Hasta la fecha habíamos visto palabras procedentes del latín, griego, árabe, etc. pero no recuerdo ninguna con la procedencia en origen de la lengua que hablaba Jesús, el Mesías; el arameo.
Como el vocablo acemite queda perfectamente explicado por el DRAE, podíamos hablar algo acerca del arameo, pues de inmediato se me vino a la mente aquello de "jurar en arameo", expresión que me parece se utilizaba antes mucho más que ahora.

No se lo que el vulgo entiende por jurar en arameo, quizá algo semejante a hablar en chino, dando a entender que es una cosa difícil o ininteligible. En este caso un juramento raro.

Sin embargo, jurar en arameo significaría como mínimo una irreverencia, ya que sería poner a Dios por testigo o echar votos y reniegos, con el agravante de hacerlo en arameo para que la blasfemia llegase a Jesucristo, el hijo de Dios.

Irreverencia = Falta de respeto o veneración que tiene alguien a otra persona.

Jurar = Afirmar o negar algo, poniendo por testigo a Dios, o en sí mismo o en sus criaturas.
 Echar votos y reniegos.

Reniego = Blasfemia contra Dios, la Virgen o los santos.

Blasfemia = Palabra injuriosa contra Dios, la Virgen o los santos.

2 comentarios:

rubo dijo...

Ya sabrás que cuando mucha gente se "cag... en diez" en realidad están blasfemando sin saberlo, ya que es lo mismo que hacerlo "en Dios".
Sea lo que sea, todos, más o menos, recurrimos a los tacos en algún momento, pero está claro que el abuso de ellos, aparte de muestra de escasa educación, ofende al oído y llega a cansar profundamente. Lo digo por la experiencia de haber aguantado personas que, de tres palabras, decían cinco tacos.
Salu2.

Alfredo dijo...

rubo.
Creo que soltar un taco de vez en cuando por una contrariedad o cabreo, desahoga un tanto. Digamos que otra cosa es emplear el taco como vulgar muletilla.
Salu2.