domingo, 20 de marzo de 2011

Azófar.

(Del ár. hisp. aṣṣúfr, y este del ár. clás. ṣufr).
1. m. latón.

Leí un día a uno que sabía menos que yo, que todas las palabras que comienzan por A, son árabes. Me pregunté quien sería el zopenco que le enseñó tal cosa. No cabe duda de que tras ochocientos años en España, muchas de nuestras palabras provienen del árabe. Como este bonito vocablo que me recuerda esos trabajos con latón al que son tan aficionados. En mi casa tengo un almirez - nuevamente palabra del árabe hispano- naturalmente de latón. También me recuerda otra como alquimia, muy relacionada con el azófar ya que como todos sabemos, en la transmutación de los metales, intervenía de tal modo, que más de uno se llevó gato por liebre, o por mejor decir, latón por oro.
La imagen es del alambique donde mi hija prepara las destilaciones para los perfumes.

Algunos que tenéis la paciencia de leerme, habréis apreciado que suelo condenar a la cárcel del olvido, a muy pocas palabras. Que yo tenga noción, a ninguna procedente del árabe hispano, todas me suenan dulce y suavemente.

3 comentarios:

rubo dijo...

Pienso lo mismo, generalmente las palabras árabes suelen ser agradables de escuchar y leer.
Salu2.

rubo dijo...

¿Sabes el origen último del vocablo? "Asfar" (amarillo) (Corominas Dixit).

Alfredo dijo...

rubo.
Posiblemente tenga el tarro en la alquimia, pero ese Asfar me suena a azufre, que tambien es amarillo, aunque en latín su nombre sea sulphur.