miércoles, 30 de marzo de 2011

La flor del... Jazmin.




Conocido como Jazmín común, Jazmín morisco, Jazmín blanco, Jazminero, Jazmín de verano, Jazmín oficinal.

Nosotros lo tenemos en la fachada que da al oeste, recibiendo por tanto el sol desde medio día hasta el anochecer. En realidad no a pleno sol, ya que está protegido en parte por un floripondio.

De hoja perenne y gran trepador por lo común, también crece como rastrera - los nuestros- por lo que solemos someterlos a una poda severa. De ahí la cantidad de flor que da.

Lo riego de vez en cuando en verano y me olvido de él el resto del año. No creo haberlos abonado nunca, y tampoco le he conocido enfermedades ni plagas.

Dicen que se puede hacer un té aromático con sus flores, pero a mi no me gusta el té. Prefiero oler su perfume penetrante, suave y delicado.

2 comentarios:

rubo dijo...

Qué agradable aroma... Y que bonito nombre para una chica: Yasmine.

Alfredo dijo...

rubo.
En estas fechas es una gozada los colores y los aromas. Mañana pondré una, tal vez te empalague su olor.