domingo, 24 de abril de 2011

Las apariencias engañan.



El anuncio rezaba así:
Atención: Busco compañera de vacaciones.

Abstenerse mayores de 50 años (yo 60)
Peso en relación con la talla.
Color de la piel y pelo; indistinto.
Amena en la charla y que sepa escuchar.

Gastos pagados.
Hoteles 4/5 estrellas.
Duración viaje; según confraternización.
Desplazamientos; coche alta gama.
Visitas; a gusto de ambos.

Para información y contacto, llamar al 123 45 67 890.

En estos tiempos de crisis ¿a quien le amarga un dulce? La ingente cantidad de llamadas, dieron paso a las entrevistas personales. Las gordas; fuera. Las demasiado flacas; lo mismo, las que quisieron aparentar menos de cincuenta, las que quisieron aparentar diez y ocho, las que estimó feas, nerviosas o con tics… todas eliminadas.

Hoy era el día. Tenía tres entrevistas seleccionadas por el canto melodioso de su voz al teléfono. Y en cuanto la vio, supo que era ella.

- ¿Profesión?

- Mis labores.

- ¿Cuál es la capital de Paris?

- Ninguna, Paris es la capital de Francia.

- ¿Hacia donde apuntan los cuernos de la luna en menguante?

- Hacia la derecha.

- ¿Qué es el hematocrito?

- El análisis que recuenta las células de la sangre.

- ¿En que lugar esta la Patagonia?

- En Argentina. ¡Ea!, dejémonos de charla vana y vayamos al meollo de la cuestión.

La mujer; unos cuarenta años, ojos verdes, dientes perfectos, rubia, labios rojos y sensuales, busto que parecía prieto y firme, talle estrecho, caderas redondeadas y andar gatuno, se arrodilló ante el hombre. Entonces, y tras manipulación de estorbos, comenzó una aspiración seminal ayudada por movimientos rotatorios de lubricación, compresión y de émbolo, dando como resultado la aprobación in mente, de la candidata con sobresaliente alto.

Ahora veamos que me puedes ofrecer tú- dijo él - colocando su miembro en la mano del atónito anunciante.

4 comentarios:

Esilleviana dijo...

Vaya Alfredo!!
como siempre, dando lecciones acerca de escribir con precisión y con tino, habilidad y destreza jjajaj.

Pero al final ella no era ella complementamente, le quedaba algún paso por dar?

Me ha gustado mucho: es diferente, original, tiene algo de sexo... acción, nudo y desenlace, aquí se percibe claramente.

un abrazo

Alfredo dijo...

Esilleviana.
Ese paso debe de ser muy difícil de dar, posiblemente alguno se encuentre bien así, otr@s por el contrario asumen que son de otra manera y cambian radicalmente.

Salu2 y gracias por estar ahí.

rubo dijo...

Como buen lector del DRAE, inventas una definición aseptica, correcta y científica del asunto. Muy bueno.

Alfredo dijo...

rubo.
Lo iba a titular "Cuento guarrete", pero este me pareció más propio.
Gracias.