viernes, 15 de julio de 2011

Orfeo.

A menudo hablamos, cantamos, tocamos, escuchamos o simplemente oímos música. Pero hace tanto, tanto tiempo, que el mayor talento musical murió de amores, que ya casi nadie lo recuerda.

Era Orfeo hijo de Apolo, cantaba y tocaba la lira con tal maestría, que los animales salvajes acudían a él para oírle. Dicen, que incluso los árboles se mecían arrobados por sus melodías.

Mediante sus divinos cantos, el navío Argos, que se hallaba varado en la playa, descendió solo hacia la mar. Y cuentan, que las Simplegadas, Rocas Cianeas o Rocas coincidentes, que flotaban y entrechocaban aleatoriamente, fueron fijadas por él. Así, los argonautas consiguieron ser los primeros en superar con éxito el obstáculo donde podían haber muerto aplastados por las móviles rocas. Hay quien opina que este hecho se debe al timonel del Argos, Eufemo, que soltando una paloma, engañó a las rocas que se juntaron tratando de atraparla, luego, cuando se separaban, a golpe de remo cruzaron velozmente.

Su lira adormeció al dragón que guardaba el Vellocino de Oro y permitió que escaparan a los irresistibles cantos de las sirenas. Hay quiennes cuentan que fue la maga Medea quien proveyó a Jason de un brebaje mágico para matar al dragón. No os dejéis engañar. Fue Orfeo, que con el poder de su voz y su armoniosa lira, adormecía incluso a las divinidades infernales. Y yo os contaré el como y el por qué.

Orfeo estaba casado con la ninfa Euridice, a quien amaba apasionadamente. Pero Aristeo la deseaba, y persiguiéndola un día, fue picada en su huída por una serpiente. Desesperado, Orfeo decidió bajar a los infiernos para recuperarla, Conquistó de tal manera a Hades y Perséfone, que le permitieron llevarse a Euridice con una sola condición; que no volviera la cabeza durante su regreso. Pero inflamado de amor Orfeo, cuando llegaba a las puertas del Hades, y solo un pie le faltaba a esta para ser bañada por el sol, se volvió para mirar a su esposa. Al instante desapareció tragada por las sombras desapareciendo para siempre. Inconsolable Orfeo, se mató.

Muchos son los que cuentan que fue muerto y descuartizado por las mujeres tracias, celosas del amor que había profesado a su esposa. Pero yo prefiero la otra versión

No hay comentarios: