domingo, 30 de octubre de 2011

A vueltas con el idioma.

Me he atrevido a publicar este power que me mandaron, a pesar de que algunos pueden interpretarlo un poco ¿racista? Supongo que no era la intención de su creador, y tampoco es la mía. Los que me leen ya saben de mi oposición a ciertas cambios de los que siempre pongo como ejemplo la dichosa "almóndiga".

jueves, 27 de octubre de 2011

José Feliciano.



Stevie Wonder, Ray charles, Andrea Boccelli, Serasfín Zubiri... José Felicinano. Por suerte para nosotros, estos ciegos tienen, tuvieron, los medios para que su arte fuera de lo comun perdurara en el tiempo.

miércoles, 26 de octubre de 2011

Chorrada de cuento… con rima boba en er. (Continuación)

Quedó con la boca abierta al ver, que el coche era un Chryslér. Blanco, de dos plazas y casi a étrenner. Sin duda pensó, que mucha pasta había de tener, aunque también podía suceder, que me lo hubieran prestado, solo por la entretener.

-Vendo coches de segunda mano, y de Alemania los suelo traer, mañana si quieres, te llevo a la tienda donde los puedes ver.

Fuimos hasta el área aquella donde hay aquél cafer, bebimos algo y también de goúter, pues ella solamente un sándwich a mediodía hubo de comer. Mesas, sombrillas, hamacas, coches y gente por doquier. Los unos a las cartas jugaban, otros leían y los más, el sol tomaban y la brisa de la mer.

Cogidos de la mano, del bullicio nos hubimos de separer, buscando el momento y el sitio, donde tranquilos nos pudiéramos un tanto embrasser. Pero el trasiego de gente era tal, que aquello parecía Taims Squer.

Un sitio entre la alta hierba, vimos a una pareja abandonner, y corrimos presurosos a el sitio occuper.

Caricias van y vienen, llegamos a donde llegamos - todo sin premediter-. Y al final de un gozoso haleter, vimos ruborizados como un corro de espectadores aplaudían a enrager.

sábado, 8 de octubre de 2011

Higa.

(De higo).
1. f. Dije de azabache o coral, en forma de puño, que ponen a los niños con la idea de librarlos del mal de ojo.

2. f. Gesto que se ejecuta con la mano, cerrado el puño, mostrando el dedo pulgar por entre el dedo índice y el cordial, con el que se señalaba a las personas infames o se hacía desprecio de ellas.

3. f. Burla o desprecio.

Cuanto tiempo ha que no mencionábamos a nuestro querido y admirado insultador por excelencia, pero hoy, y sin otro remedio- a pesar de lo manido del tema- hemos de traer este pasaje del Poema heroico de las necedades de Orlando, escrito por el señor don Quevedo:

Echaban las conteras al banquete
los platos de aceitunas y los quesos;
los tragos se asomaban al gollete;
las damas a los jarros piden besos;
muchos están heridos del luquete;
el sorbo, al retortero trae los sesos;
la comida, que huye del buchorno,
en los gómitos vuelve de retorno.

Ferraguto, agarrando de una cuba
que tiene una vendimia en la barriga,
mirando a Galalón hecho una uva
le hizo un brindis, dándole una higa:

Galalón, que en su casa come poco,
y a costa ajena el corpanchón ahíta,
por gomitar haciendo estaba el coco;
las agujetas y pretina quita,
en la nariz se le columpia un moco,
la boca en las horruras tiene frita,
hablando con las bragas infelices
en muy sucio lenguaje a las narices.

Danle los doce pares de cachetes;
también las damas, en lugar de motes;
mas él dispara ya contrapebetes
y los hace adargar con los cogotes,
cuando, por entre sillas y bufetes,
se vio venir un bosque de bigotes,
tan grandes y tan largos, que se vía
la pelamesa y no quien la traía.

Se trata del convite que ofrece el emperador Carlomagno a los pares de Francia, donde Ferraguto le hace el desprecio a Galalón, que aprovecha toda ocasión de comer a cosa ajena, enviándole una higa.

Mucho habría que espulgar de entre toda esta sarta de "palabros barroquianos", pero hoy solamente tratábamos de comentar el vocablo higa.