miércoles, 1 de febrero de 2012

El viaje de Arturo.

- Buenas tardes, Dámaso.

- ¡Que milagro para usted, señor Arturo! Estamos a quince y no le esperaba por aquí.

- Es que tengo una nueva y quiero que tú tengas la primicia. Pero ponme un verwodcata, que el otro día el segundo ni lo probé.

- ¿Acaso hay mono?

- No, ya te digo que tengo una noticia y que quiero que tú seas el primero en conocerla. Con lo del mono estás en un error, he pensado que el reto era una estupidez. A partir de ahora me tomaré mi copichuela, la disfrutaré, y si me apetece otra, la tomaré.

- Me parece muy sensata la nueva forma de proceder. Dígame, ¿a caso su invento funciona?

- Tal vez no me veas en una temporada, quizá no vuelva más, y en ambos casos quiero que le digas al mundo cuales eran mis planes. Si dan resultado, serás noticia de primera plana junto conmigo. Aprovéchalo bien y saca toda la tajada que puedas. Si el resultado me es adverso, y alguien se interesa por mí, cuenta lo que sabes.

- Como mande señor Arturo.

- Pasado mañana partiré en un viaje largo y peligroso para los que lo hicieron antes que yo, pero espero sea corto, aunque incierto.

- ¿Sabes a que velocidad viaja la luz?

- Si no recuerdo mal, y aunque fui poco a la escuela, si; trecientos mil kilómetros por segundo.

- Más o menos, en realidad es algo menos, pero esta aproximación es la habitual. Y, ¿sabes cuanto tardaría en llegar a la tierra, la luz de un candil que se encendiera en la luna?

- En este momento, ni idea. Habría que dividir la distancia entre la velocidad, ¿no?

- Exactamente, y dado que esa distancia es de 384.000 kilómetros, la luz del candil tardaría 1,28 segundos. Eso es lo que durará mi viaje.

- ¡Imposible, no hay nave que viaje a esa velocidad!

- La mía si. Escucha las noticias que aparecerán sin duda dentro de unos días… a no ser que alguien piense en que existen los selenitas, o que los extraterrestres de otra galaxia ya están cerca.

- Señor Arturo, hoy invito yo a la copa, me temo que no le volveré a ver.

- Ten confianza.

- ¿No se da cuenta, de que si lo logra, todos querrán su secreto?

- Esa es mi mayor preocupación.

                           &&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&


Filtraciones provenientes del Observatorio Monte Palomar, han dado hoy a conocer una extraña noticia. Al parecer, hay un artefacto en la Luna que semeja ser un helicóptero, sin aspas, con un sombrajo tipo caravana bajo el que un cosmonauta está leyendo un periódico.

El Observatorio de Arecibo, en Puerto Rico, ha confirmado la filtración asegurando que el diario que lee el astronauta es el "El Comercio", editado en Gijón, Asturias, España, y que está fechado hoy miércoles 1 de febrero de 2012. Los Jefes de Estado de las grandes potencias, incluido el español, se reunirán mañana en París para tratar de averiguar su procedencia, dado que todos niegan estar implicados en algo que se ha descartado sea una broma de mal gusto.

Observatorios de todo el mundo reportan avistamiento tan singular y hacen mención a la tecnología desconocida en la tierra, mediante la cual sus telescopios pueden captar esas imágenes. Al parecer, lo que se creía un sombrajo, no es sino una delgada pantalla capaz de aumentar los objetos miles de veces. Seguiremos informando en próximos boletines.

4 comentarios:

Ruben dijo...

Mira que me gusta a mi la terapia esta del bar y el camarero que me aguate el rollo, a ver si encuentro uno.

Vicente dijo...

Muy bueno, Alfredo.
Ese camarero es un Santo !
Un saludo.

Alfredo dijo...

Rubén.
Yo creo que son mejores los barberos… aunque no te dejan hablar mucho.
Salu2.

Alfredo dijo...

Vicente.
De todo hay en la viña del señor. Hace dos años que no entro en un chigre por culpa del camarero, un petardo que pensaba que te hacia un favor al servir. Lo siento por el dueño.
Salu2.