jueves, 23 de febrero de 2012

La hija de Ciáxares.

La ciudad más importante mencionada en la Biblia es Jerusalén. El nombre de la segunda, evoca recuerdos de esplendor y opulencia y albergó una de las siete maravillas de la antigüedad.

Esa maravilla, fue construida para la hija de un rey de Media llamado Ciáxares, o Uvar Kshatra, con la cual se había casado un hombre de vital importancia para la ciudad.

Alejandro Magno la designó como capital de su imperio asiático, y Sadam Husein mandó levantar una replica de la ciudad en el emplazamiento original.

Ya he dado muchas pistas, ahora pregunto Yo: ¿Cómo se llamaba su impulsor, la ciudad y cual era la maravilla de la que hablamos?.

No pregunto el nombre de la hija de Ciáxares, por la sencilla razón de que no lo sé y algún pillin me podría dar gato por liebre. Lo que no cabe duda, es que algo debía tener aquella mujer para ser complacida de tal modo, tal vez era sabia, inteligente al menos, quizá fuera buena esposa, hermosa, amante fiel… En realidad esta debiera ser la pregunta, pues las otras no entrañan gran dificultad.

6 comentarios:

Vicente Manuel SANCHEZ DIAZ dijo...

Podría tratarse de Babilonia.
En lo que se refiere a las supuestas virtudes de la Dama....

Alfredo dijo...

Nabucodonosor, Babilonia, Los Jardines Colgantes… respecto de esas virtudes que pareces poner en duda… cuenta, cuenta, que soy novicio.
Salu2.

Vicente Manuel SANCHEZ DIAZ dijo...

Alfredo : Dios me libre de poner en duda las virtudes de la esposa de Nabucodonosor, y menos a estas alturas.
Lo cierto, es que Amythis, que así se llamaba la Dama, sufría de melancolía, que así se llamaba entonces a ciertos estados de ánimo (...y que a menudo daban pie a conductas un tanto libertinas. Pero eso lo dicen las malas lenguas, que no yo)y para satisfacerla, su esposo, que además de ser un gran guerrero era un buen constructor, le construyó los tan comentados y admirados Jardines de Babilonia, aunque la verdad es que aparte de una preciosa leyenda, hay serias dudas sobre la existencia de éstos.
Hay quien dice, que eran solo "jardincillos" elevados para recordarle a sus esposa las montañas de su niñez.
En fin, que no hay nada claro y los expertos difieren mucho, tanto sobre la existencia de los Jardines, como sobre la "melancolía" de la bella Dama.
Un saludo.

Alfredo dijo...

Vicente.
Perdona si lo interpreté mal y gracias por tu sabiduría. Me fue imposible encontrar el nombre de la melancólica mujer.
Salu2.

Vicente Manuel SANCHEZ DIAZ dijo...

Hola Alfredo.
Mi contestación a tu comentario sobre "las virtudes" de la bella Dama Amythis, no estaba exenta de cierta ironía.
(Ésta es la parte menos interesante de la comunicación a distancia, es que nos priva de los tonos, gestos y entonaciones, que enriquecen la conversación. Tendría que inventarse algo para transmitir estos matices).
Un saludo.

Alfredo dijo...

Vicente.
No estará muy lejos ese día, mientras tanto hay quines lo solucionan con el "ojito" ese que lleva la pantalla incorporado y que yo nunca me he atrevido a utilizar.
Salu2.