martes, 7 de febrero de 2012

Los indios Lenapes.

La isla de Manhattan fue comprada a los indios Lenapes en 1626 por el holandés Peter Minuit. El precio abonado fue; un montón de cuentas de cristal, botones de cobre y telas rojas cuyo valor total no excedía de 24 dólares.
Y es que los indios, no valoraban la tierra del mismo modo que los europeos.

Podemos corroborar esta afirmación en el siguiente párrafo entresacado del las palabras que del Jefe Indio Seattle, responde al Presidente de Estados Unidos, que quería comprar la tierra de lo que hoy es Washington, de la siguiente forma:

"¿Cómo podéis comprar o vender el cielo, el calor de la tierra? Esta idea nos parece extraña. No somos dueños de la frescura del aire ni del centelleo del agua. ¿Cómo podríais comprarlos a nosotros? Lo decimos oportunamente. Habéis de saber que cada partícula de esta tierra es sagrada para mi pueblo. Cada hoja resplandeciente, cada playa arenosa, cada neblina en el oscuro bosque, cada claro y cada insecto con su zumbido son sagrados en la memoria y la experiencia de mi pueblo. La savia que circula en los árboles porta las memorias del hombre de piel roja"

A pesar de todo, y temiendo lo peor, parece ser que accedieron.

6 comentarios:

Rubén Xixón dijo...

La Historia ha demostrado que hicieron mal negocio.

Vir dijo...

Me encanta el párrafo, cuánta razón. Por desgracia hasta de las estrellas queremos ser dueños. Un saludo.

Vicente Manuel SANCHEZ DIAZ dijo...

Está demostrado que los colonizados y los invadidos siempre salen perdiendo.

Alfredo dijo...

Rubén Xixón.
A los indios pieles rojas, muy pocos negocios les salieron bien.
Salu2.

Alfredo dijo...

Vir.
Si, ahora andan liados metiendo mano a un "Virgen". Todo sea por la ciencia; como con las ballenas, que las matan para "su estudio".

Salu2.

Alfredo dijo...

Vicente.
Es que tanto unos como otros, siempre han estado muy atrasados. Es preciso inculcarles la civilización.
Salu2.