miércoles, 8 de febrero de 2012

Monster Soup.

Posiblemente suene raro, pero es cierto; en 1911 se celebró en Dresde, Alemania, la Primera Exposición Internacional de la Higiene, y aunque nos parezca más raro aún, cinco millones de personas la visitaron.
Tengo constancia de que en Lima, se celebró otra exposición de estas características y fue en el año 1913.

Y es que el problema de la suciedad -ya traté algo sobre el tema en piojos y piojosos- era tan serio, que unos años antes, en 1849, quince mil personas murieron en Londres a causa del cólera. Esta enfermedad, que por entonces pensaban se transmitía por el aire, se contrae por la ingesta de aguas con residuos fecales. En las calles abundaban los desperdicios que también contaminaban el Támesis, hasta el punto de que el verano de 1853 fue denominado como "El gran hedor".

La ilustración corresponde a una caricatura de W. Heath de 1828, en ella, una señora arroja su taza de té al comprobar la "Sopa de Monstruos" en una gota aumentada, del agua que la compañía surtía del Támesis.

Por el contrario, una de las ciudades más limpias del S.XVII parece que fue Delft, (Pises Bajos). Aquí nació Johannes Vermeer van Delft, en 1632, que en su obra refleja con extrema pulcritud los interiores de las casas. Me llaman la atención esos solados romboidales o cuadrangulares inmaculadamente limpios y los cristales de las ventanas.



2 comentarios:

Rubén Xixón dijo...

Seguro que los cuadros de Vermeer se pintaron el día que tocaba "limpieza general" en las casas.

Alfredo dijo...

Posiblemente, pues a nadie le gusta presumir de guarrillo. Pero he leído que para los habitantes Jacovitas de aquella época, era pecado la falta de higiene.
Salu2.