domingo, 4 de marzo de 2012

Pixi y Dixi







He bautizado a estas ardillas como Pixi y Dixi, ese "par de malditos roedores" que siempre se salen con la suya. Las fotos no son buenas, hay que tener en cuenta la desconfianza y la agilidad de estos esciúridos que se comen mis nueces, avellanas, piñas y castañas.

Tengo dos nogales sobre el garaje donde suelo pasar algún rato haciendo chapucillas o preparando los útiles de pesca. Por la mañana temprano y cuando la nuez está en sazón, comienzo a oír ese lenguaje que utilizan, al poco, cae el casco vacío sobre el tejado y solo me da tiempo para verlas correr temerosas.

6 comentarios:

Ruben dijo...

A mi no me importaría que se comiesen mis nueces con tal de tenerlas cerca y poder verlas a menudo, me resultan graciosas, y se puede uno privar de unas avellanas para que ellas puedan pasar el invierno.

Alfredo dijo...

Rubén.
No vayas a pensar que me importa, al contrario; ¡que no daría yo por que vinieran a la mano a cogerlas!

Vicente Manuel SANCHEZ DIAZ dijo...

Las ardillas son (al menos a mi así me parece) realmente graciosas y vistosas.
Alfredo, con algo de paciencia (no demasiada, no creas) las tienes comiendo en tu mano.
Un saludo.

Vir dijo...

¡Me encantan las ardillas! Ojalá tuviera yo medio nogal para poder disfrutar de ellas, ;)

Alfredo dijo...

Vicente.
Les he colocado un cestillo con nueces en una rama baja. A ver si así…

Salu2.

Alfredo dijo...

Vir.
En verdad que son simpáticas.
Salu2.