miércoles, 11 de abril de 2012

Proverbios.

El jabón es para el cuerpo lo que las lágrimas para el alma.
(Judío)

El poeta puede llegar a donde no llega el sol.
(Hindú)

Ya sea que el cuchillo caiga en el melón, o el melón en el cuchillo, el que sufre es el melón.
(Hindú)

Cuando veas a un hombre bueno, piensa en emularlo; cuando veas a un hombre malo, examina tu corazón.
(Confucio)

El hombre sabio, en su actitud para con el mundo, no tiene predilecciones ni prejuicios. Está al lado de lo que es justo.
(Confucio)

Un libro es como llevar un jardín en el bolsillo.
(Árabe)

El que conoce a su prójimo es erudito; el que se conoce a si mismo es sabio.
(Lao-tsé)

4 comentarios:

Ruben dijo...

Me gustan todos, Alfredo, pero me quedo con el árabe.

Vicente Manuel SANCHEZ DIAZ dijo...

Uno de mis preferidos (entre otros muchos)
"Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora."

Rubén Xixón dijo...

"Preocúpate de lo que puedas hacer por los demás, nunca de lo que los demás vayan a hacer por ti".

Alfredo dijo...

Rubén
Vicente
Rubén Xixón

Buenos proverbios hay a montón, pero yo, como Libra que soy, me inclino por el segundo de Confucio; creo que tratar de ser justo y equilibrado es de sabios, y seguramente, no de todos.
Salu2.