viernes, 6 de julio de 2012

Miguel Ríos




2 comentarios:

Marta C. dijo...

Alfredo,amigo. Me has hecho llorar, que es, quizás, lo que necesito ahora. El llanto deja salir el dolor que oprime el alma.
Un gran abrazo, suerte que aún quedan personas como tú.

Alfredo dijo...

Marta C.
Mi respuesta a este comentario, la dejo en tu blog.
Salu2.