domingo, 22 de julio de 2012

Sobre cuentos y palabros, o la leyenda del gigante Druoon.



Días atrás, le escribí un comentario a una amiga mía, Marta, en el que tildaba a Caronte de pesetero. Rectifiqué, pues es sabido que el barquero exigía para cruzar el río Aqueronte, un óbolo, moneda de plata de la antigua Grecia. La rectificación consistió en llamarlo "obolero", palabro inventado, de los que a veces suelo introducir en mis cuentinos. 

 Y es que, no en todos, pero si en algunos, suelo escribir cosas para que el que las lea, vaya más allá e investigue (el que me conoce, debe saber de mi afán por que la gente lea). Así, en la entrada "La fumadera es una pejiguera", cité una población sin nombrarla; la tierra del gigante Druoon Antigoon: Amberes.
 A los pocos que leyeron mi cuentín, no les debía de ser extraña la leyenda, pues nada dijeron sobre la metáfora empleada. 

Por si acaso, ahí va: Cuenta la leyenda, que el gigante Druoon Antigoon habitaba en el río, y cobraba un peaje a los barcos que quisieran pasar. Si algún barco no pagaba, el gigante cortaba la mano del capitán y la arrojaba al río Escalda (Schelde). Un día, un centurión romano, cansado ya, cortó la mano del gigante y también la lanzó al río de donde surge el nombre de Amberes; en neerlandés Antwerpen; Ant = Mano, Werpen = Lanzar. 

La ilustración corresponde a la fuente que representa al centurión Bravo, arrojando la mano del gigante al río.

7 comentarios:

Marta C. dijo...

¡Lo que no sepas tú, Alfredo! Yo fui de las que leí tu cuentino (creo) pero, mea culpa, no caí en preguntarte por la leyenda, ni sabía que hacías referencia a Amberes. Ahora que lo pienso igual no lo leí. Voy a verificarlo, porque me extraña. Besos, sabiondo.

Marta C. dijo...

¡Ahora lo entiendo todo! Sí que leí el cuentino, pero no tuve la curiosidad de preguntarte por la leyenda, efectivamente. Y la canción era la respuesta a mi pregunta. Con que a escondidas. ¿eh? aunque quisiera no sabría a quién chivarme.
Besos y eso no se hace.

Alfredo dijo...

Marta.
A poco que investigues, conseguirás encontrar a quien chivarte, mi mujer y mis dos hijas (menos) escriben. Pero tienes razón, eso no se hace. Lo de chivarse, digo, no lo de fumar. (risa de conejo en ji)

Aunque no sea demasiado apropiado el refrán, algo tiene de coincidencia. Decía mi "güelu", que el que tropieza y no cae, adelanta camino. ¿A que viene esto?, sencillo: leemos demasiado aprisa. Vale más repetir la lectura de un párrafo dos veces, antes que pasar de largo por algo que no llegamos a asimilar. Buscamos con ansia el final, en la creencia de que en él se encuentra lo bueno, cuando puede que el meollo esté más atrás.
Salu2.

Marta C. dijo...

Pues eso era exactamente lo que decía Kavafis, poeta griego: lo importante no es llegar, lo importante es el camino, cito de memoria. Besos

Alfredo dijo...

Marta.
Te voy a hacer una pregunta que ya me contestarás cuando estés descansada:¿Te refieres a esto?
"Tu llegada allí es tu destino. Más no apresures nunca el viaje. Mejor que dure muchos años y atracar, viejo ya, en la isla, enriquecido de cuanto ganaste en el camino"
Si es así, te diré que no lo conocía. Me has hecho buscar. Si no es por eso, seguiré buscando.
Salu2.

Marta C. dijo...

Sí es eso. Es un poeta maravilloso y poco conocido. Basándose en ese poema Lluís Llach hizo un disco que se llamaba "Viatge a Ítaca", que tiene la doble alusión a Kavafis y a Ulises, hablo de memoria y creo no equivocarme. Llach solo canta y escribe en catalán, si encuentras alguna canción que te guste, yo también con mucho gusto, te la traduciré. Recuerdo que decía: "Més lluny, sempre anar més lluny..."
"Más lejos, siempre ir más lejos..."
Ser catalana no es solo un defecto tiene la ventaja de ser bilingüe, bueno en mi caso soy trilingüe, porque también hablo francés. Podría escribir en las tres lenguas pero mi lengua materna es el español y es la que me sale de más hondo. Besos.
¿Tú hablas bable?

Alfredo dijo...

Marta.
En Asturias hablan bable media docena, la otra media decimos alguna palabra de vez en cuando. Lo cierto es que yo soy un "negao" para los idiomas ¡y tantas otras cosas!
Del poeta he leído nada más que lo suficiente para encontrar las estrofas esas. No soy muy dado a la poesía.