martes, 22 de enero de 2013

Cosas de chigre: Las figuras geométricas.



Hoy está el día algo desapacible, pero no puedo perdonar el café y mucho menos la faria, así que estoy en mi mesa predilecta de la terraza del chigre. Bajando la cuesta, se acercan un par de tipos en animada conversación y se sientan justo al lado.

- ¿Sabes cual es la figura geométrica más importante de todas cuantas hay?

- De Pero Grullo; el círculo, la circunferencia, ¡que haríamos sin la rueda!

- Te equivocas. No cabe duda de que es sumamente importante, a cualquier lado que mires, en cualquier mecanismo hay algo redondo, pero, que esté presente de modo intangible y efectivo a la vez, que funcione desde el principio del mundo, aún sin saber de que se trataba, solamente hay una.

- Pues no sé… el cubo, el paralelogramo… nada hay que se pueda comparar a la circunferencia.

- Te voy a dar una pista: En cierta ocasión, alguien me propuso enviar una peseta al primer integrante de una lista, luego, debía de borrar a aquel al que yo había enviado el dinero confeccionando una nueva, en la que mi nombre ocupara el último lugar, y buscar a dos personas que se añadiesen haciendo lo mismo.

- Ya, una estafa piramidal.

- Exacto. Esa es la palabra y la figura por la que te preguntaba: Pirámide. Todo en este mundo está organizado piramidalmente. Podíamos decir que existe una pirámide trófica; poder, población, ejército, iglesia, empresas, alimentos…

- Bueno, no sé. Una cadena trófica está basada en la alimentación; sol y agua hacen germinar a las plantas, éstas son el alimento de rumiantes, los rumiantes alimentan a los carniceros…

- ¿Acaso no es eso lo que te digo? La empresa tiene un organigrama; abajo los trabajadores, y con cada categoría, un peldaño; encargados, técnicos, jefes, y en la cúspide, la dirección. Todos los estamentos están formados de igual forma y siempre los de arriba, se nutren, se alimentan de los de abajo; iglesia/creyentes, ejército/soldados, poder/votos/fuerza...

Y allí los dejé, el resumen: El pez grande siempre se come al chico.

2 comentarios:

Maria do Sol dijo...

É uma sorte conseguir ouvir conversas interessantes, daquelas que nos põem a pensar. Como sempre, é um prazer seguir o seu Blogue.
Abraços

Alfredo dijo...

María do Sol.
Gracias por el comentario.
En el bar puede oírse cualquier cosa, con ese pensamiento me invento situaciones que pueden o no ajustarse a la realidad. Si con alguno de ellos puedo entretener al lector, me alegro, y si le da que pensar, mucho mejor.
Salu2.