jueves, 10 de enero de 2013

Cosas de chigre: ¿Listo y tonto, o tonto y listo?



Como todos los días me senté en la terraza del chigre a tomarme un carajillo y a fumarme la faria. Dos tipos parecían haber estado comiendo y ahora le daban a los chupitos de whisky. No tuve más remedio que prestar atención:

- Dicen que en el espacio no hay ruido - lo que es falso, otra cosa es que se pueda oír - ya que el ruido necesita materia para transmitirse, y el espacio es casi un vacío.

- No me jorobes, despreciando toda la chatarra espacial, que es mucha, allí arriba está lleno de estrellas.

- Oye, no empieces, estamos hablando de cosas serias. Dicen también, que esos astronautas que salen a hacer reparaciones fuera de la estación espacial, pueden oír su respiración o los latidos del corazón, y que es sumamente impresionante. Si, tiene que ser una sensación alucinante; afuera, silencio total, dentro del traje, una orquesta acompasada en función del esfuerzo.

- Ya, el corazón; pom, pom pom, las válvulas ; tap, tap, tap, la respiración; haa, haa, haa, la sangre circulando; gloglogló, gloglogo, las articulaciones ñaac, ñaac, ñaac. Y entonces, va y se tira un cuesco que es como un trueno; poooporropopón.

- ¡Serás guarro, calla y escucha mentecato!

- Vale, pero has dicho una cosa que no es cierta: Has dicho allí arriba… y para nuestros antípodas, ese astronauta que nosotros intuimos arriba, está abajo o viceversa.

- ¡Que pazguato eres! El firmamento no tiene arriba y abajo. Te lo explico; el norte es arriba, el sur, abajo, ¿conforme?

-Si.

- Y en el espacio no hay gravedad, ¿verdad?

- Pongamos que si.

- Es decir; llamamos abajo al lugar de donde procede la atracción de la gravedad. Las cosas se caen, se van abajo por la gravedad. Pero si no hay gravedad, no puede haber abajo. Tampoco hay puntos cardinales, para que esto fuera así, el universo tendría que tener un principio y un fin, un polo norte y un polo sur cósmico y una gravedad cósmica indicativa de ese norte y ese sur.

- Otra vez me la quieres colar, ¿Quién dice que en el espacio no hay gravedad? La gravedad existe, por eso los planetas se mantienen sus órbitas. Lo que sucede es que a mayor distancia de un cuerpo celeste, la gravedad es menor. ¿Tú crees en Jesucristo?

- Si,

- ¡De verdad, o de boquilla?

- Sabes de sobra que soy fiel creyente.

- Pues para que te empapes, Jesucristo dijo:
"Vosotros sois de abajo; yo soy de arriba; vosotros sois de este mundo; yo no soy de este mundo". Es decir, que no solo hay arriba y abajo; también hay extraterrestres.

La cosa era interesante, pero se estaba complicando y me marché. No me faltaba más que un debate religioso.

6 comentarios:

Maria do Sol dijo...

Por vezes, as conversas que vamos escutando nos nossos momentos de ócio, podem ser interessantes. Há assuntos que nem sequer colocamos porque são muito óbvias. Contudo de óbvias que são continuam a ser interessantes para encetar uma discussão. " Las cosas se caen, se van abajo por la gravedad. Pero si no hay gravedad, no puede haber abajo. Tampoco hay puntos cardinales, para que esto fuera así, el universo tendría que tener un principio y un fin, un polo norte y un polo sur cósmico y una gravedad cósmica indicativa de ese norte y ese sur". Isto é algo que nem sempre se coloca pensar, sobretudo depois de almoço, numa mesa de um bar.
Parabéns pelo interessante texto.
Abraços

Esilleviana dijo...

Qué manera de reflexionar! me encanta. Sobre todo tener la posibilidad de leer tus palabras y caer en la cuenta que no todo es blanco o negro, alto o bajo, grande o pequeño... el universo es demasiado extenso para tratar de concretar y cerrar nuestras ideas o nuestras relaciones con los demás.
Un buen post, me gustó :))

un abrazo

Alfredo dijo...

María do Sol.
Tras una buena comida regada con un buen caldo y unas copas para postre, lo mismo se pueden decir cosas triviales, necedades o profundas.
Lo cierto es, que pocas veces nos paramos a pensar en lo que hay arriba; ¡nos parece tan natural!
Gracias por el comentario.
Salu2.

Alfredo dijo...

Esi.
A veces la vida es tan compleja como el universo. La lengua, tras un par de copichuelas, se suelta y hay quien se atreve a hablar de algo tan complicado, como si fuera habitual.
Salu2.

Vir dijo...

Si yo hubiera estado ahí también me habría quedado escuchando, ¡adoro escuchar conversaciones ajenas, sobre todo si son tan interesantes! Un saludo!

Alfredo dijo...

Vir.
Pues mira por donde tengo preparadas unas cuantas Cosas de Chigre. Espero que las leas y que te entretengan.
En tu estado el reposo no ha de ser solo dormir la siesta.
Salu2.