viernes, 7 de marzo de 2014

Las pistolas del abuelo. (Epílogo)


- Señor Pelayo, señor Suárez, aquí tienen la certificación de autenticidad de la armas. Pero aún hay más: vean si les interesa este pliego, por favor.

"En este estuche hay dos pistolas, no sabría cual, o si fueron las dos, las causantes de la muerte de dos hombres. A uno, lo maté yo. Se llamaba Thompson y era un asesino cruel. Él mató vilmente a mi amigo Zacarías, y persiguió sañudamente con sus perros a cuantos esclavos trataban de conseguir la libertad. A otro, lo mató en duelo el capitán Pelayo Álvarez de las Asturias, mí patrón, mí compañero, mi amigo, mí socio. Aquella muerte fue el inicio de una vida mejor que yo he de agradecer mientras viva"

- La nota es de un antepasado mío; Jusep Palop Forcadella.

- ¡Increíble! ¡Era Palop y  se trajo las pistolas del abuelo!

- No puede ser, mi antepasado nació en 1801 y murió en 1870. Su abuelo aún no habría nacido para esa fecha...

- Perdone, al hablar de abuelo le he confundido a usted, me refiero a mi tatara tatara abuelo; Pelayo Álvarez de las Asturias.

- Entonces las pistolas son suyas, aquí las tiene.

                  ***********************

Pelayo murió en 1896. Sobrevivió un año a Tyye Kasinga.

Pelayo II se casó con una veterinaria de León afincada en Gijón. Tuvieron tres hijos. El primogénito también se llamó Pelayo.

Jhon, había dejado de ser Jhony,  mantuvo la esquirla toda su vida y padeció una leve cojera.

Todos los hijos e hijas tuvieron descendencia, ninguno fue marino, la saga comenzó con Pelayo el pescador y acabó con su hijo; Pelayo el capitán.

Aunque hay quien pueda pensar que no es posible, a día de hoy, sus descendientes son todos blanquitos, pero continúan llevando sangre Kasinga, sangre Ibo o Igbo, aunque sea en menor proporción.

Fin.(3/3/2014)

4 comentarios:

Cronista Imaginario dijo...

Bonito epílogo, Alfredo. Era necesario que lo escribieras, que nos contaras que ocurrió tras las pistolas, que fue de las posteriores generaciones...Ahora sí, ahora ya se puede decir que has parido una obra REDONDA. Mi más sincera enhorabuena, jefazo.

jose luis dijo...

Bueno , ahora solo falta imprimirlo y llevarlo a un editor que yo conozco.
Creo que se podría publicar rapidamente y es posible que no llegue a 2 millones de ejemplares pero se puede intentar.

Alfredo dijo...

Cronista imaginario.
Gracias por tan elogioso comentario.
¿Sabes que fue lo que más tiempo me llevó?
Encontrar el nombre de un barco que hiciera la ruta de vuelta, al final me lo tuve que inventar.
salu2.

Alfredo dijo...

jose luis.
Déjame hacer cálculos: dos millones a euro cada uno... menos el papel, la tinta, el representante, la editorial, la propaganda, el diseñador, los impuestos...
Sí, un buen negocio. Claro, que si escribiera tanto como Estefanía, Marcial...
Salu2