sábado, 5 de abril de 2014

Mi Perro Bonito.


¡Vaya un nombre para un perro! Me dijeron. Ya lo sé, pero no fui yo quien se lo puso, que fueron todos aquellos que lo encontraban bonito. Y Bonito se le quedó. De cachorro lo llamaba simplemente perro, a la espera de encontrar el nombre adecuado a sus cualidades, a esa característica especial que cada cual, persona, animal, o cosa, puede poseer. Y en verdad tú eras muy bonito. También eras fiel. No quiero decir con ello que obedecías ciegamente las órdenes que se te daban, quiero decir, que tenías las condiciones innatas para cumplir las obligaciones que tú mismo te habías impuesto. Sabías lo que eras; un perro, sinónimo de compañía, cariño, guarda y protección, y así cumplías.

Ahora que ese frío húmedo va subiendo desde mis pies, poco a poco, y acabará por yermar mi cuerpo entero, dejándolo listo para la mortaja, recuerdo bien, que del mismo modo te fuiste de este mundo. Yo estaba a tu lado, te acariciaba, tapaba y hablaba bajito, dándote confianza y la seguridad de que no te abandonaría en aquél trance. Por eso, cuando sentiste esa negra garra que te estrujó el corazón, me miraste con ojos de sorpresa, tal vez de reproche, y ya en el último estertor, la muda expresión de tus ojos parecía preguntarme  ¿por qué?

Cogí tu cabeza entre mis manos, te besé en el hocico mientras las lagrimas me nublaban la vista y te dije quedo; tranquilo mi amor, la vida es corta y tú ya llegaste al final, la muerte es esto; un simple suspiro. Espérame al otro lado del arco iris y volveremos a corretear tras las mariposas, volveremos a caminar los senderos tanta veces recorridos, pero esta vez iremos de nube en nube, y nos esconderemos mimetizados con los bellos colores da las gotas de agua atravesadas por el sol.

Ya hace tiempo que no voy al Monte. Esto es más raro si cabe, tú eras bonito y te llamamos Bonito, pero llamar Monte a un monte, se me antoja una patochada, aunque sea verdad. Los montes han de tener nombre propio, ¿recuerdas cuando fuimos al Monsacro? Ese sí es un nombre bonito, ¿verdad Bonito? ¡Vaya la caminata que nos pegamos hasta la montaña sagrada! Nunca te vi lengua tan larga, ni carlear de aquella manera. Pero tú, infatigable, con tantas idas y venidas, hiciste varias veces el recorrido. Descansamos en el Prau del Ermitaño tras visitar las capillas, y allí, mientras comíamos el bocadillo, te conté las leyendas sobre el Arca de las Reliquias, los Templarios y de Nuestra Señora del Monsacro.


¡Quién hubiera guardado un puñado de la tierra milagrosa del Pozo de Santo Toribio! Allí estuvo guardada el Arca que contenía las Reliquias que de Tierra Santa se desembarcaron en Luarca, según unos, o que desde tierra africana hasta Toledo, según otros, vino a  parar  al Monsacro huyendo de la morisma invasora. Quizá esa tierra bajo el dolmen en que se asienta la capilla de Nuestra Señora, hubiera obrado el milagro de mantenerte con vida algo más de tiempo. El mío está llegando ya a su fin; el frío se apodera de mis entrañas, pronto estaremos juntos de nuevo.

15 comentarios:

Alfredo dijo...


La Ermita de Santiago, es también conocida como Capilla de Arriba, de Santo Toribio y de Nuestra Señora de Monsacro, remontándose su construcción al siglo XII. Su forma octogonal, el enclavamiento sobre túmulo dolménico y otras características, hacen creer que es de origen Templario. En ella se conservó durante ochenta años el Arca Santa o de las Reliquias, hasta que Alfonso II el Casto la llevó a Oviedo, donde se custodia. Aparte de otras reliquias, el Arca contiene las de Jesús, María, y el Santo Sudario o Pañolón de Oviedo, pañuelo de lino manchado de sangre venerado como "sudario que cubría la cabeza" según San Juan, y que fue recogido por este y San Pedro, en la tumba vacía de Jesucristo junto con la Sábana Santa de Turín.
Salu2.

jose luis dijo...

Alfredo muy bonito pero atisbo, además de una gran malancolia, un bastante mucho de derrotismo. Ya sabes que la vida son dos días, nada más que podamos iremos a pescar.

Maria do Sol dijo...

Hola Alfredo


Estou confusa com o teu texto. Não sei se estavas melancólico e o texto é uma página da tua vida ou se é um retrato ficcionado...seja como for, fez-me libertar umas lágrimas.

Fica bem.
Abraço, grande.

Elda dijo...

Que bonito relato, tierno y narrado con mucha gusto y sensibilidad.
Esta parte me ha parecido muy romántica por el paisaje de tus palabras:-Espérame al otro lado del arco iris y volveremos a corretear tras las mariposas, volveremos a caminar los senderos tanta veces recorridos, pero esta vez iremos de nube en nube, y nos esconderemos mimetizados con los bellos colores da las gotas de agua atravesadas por el sol-

Es increíble el cariño que se les tiene a estos preciosos animales que dan tanta compañía y como se echan de menos cuando ya no están.

Me ha encantado Alfredo.
Un abrazo.

JOSE LUIS dijo...

Por si fuera interesante o de utilidad para ti o para los lectores de tu web, tengo publicado el siguiente blog:
http://plantararboles.blogspot.com
Se trata de una manual breve y sencillo para que los amantes del monte y del campo podamos reforestar, casi sobre la marcha, aprovechando las semillas que nos dan los árboles y arbustos autóctonos de nuestra propia región.

Salud,
José Luis Sáez Sáez

Martes de cuento dijo...

Buscaba otra cosa y fui a topar con tu blog. Me quedé enganchada con tu relato y, con tu permiso, aquí me quedo para leer el resto de ellos.
Gracias por compartirlo.

Fanny Sinrima dijo...

Alfredo, es un relato lleno de ternura hacia el campo y, sobre todo, hacia tu perro. Me gusta que los amos los besen y les hablen; ellos entienden todo.

Un abrazo.

Cronista Imaginario dijo...

Aún no me he rehecho de la perdida de mi perra, y hace ya dos años...Muy tierno, me has hecho llorar, yo también espero encontrarla al otro lado del Arco Irís.

Alfredo dijo...

jose luis.
Te voy a dar las definiciones que el DRAE da respecto de lo que has escrito:
Melancolía:
Tristeza vaga, profunda, sosegada y permanente, nacida de causas físicas o morales, que hace que no encuentre quien la padece gusto ni diversión en nada.
Derrotismo:
Tendencia a propagar el desaliento en el propio país con noticias o ideas pesimistas acerca del resultado de una guerra o, por ext., acerca de cualquier otra empresa.
Quiero con esto darte a entender, que mi cuento tiene bastante de lo primero y nada en absoluto de lo segundo.
Salu2.

Alfredo dijo...

María:
El cuento trata de emocionar, influido por esa melancolía del que está malucho y no le encuentran el motivo. Gracias María y perdona por la tardanza.
Salu2.

Alfredo dijo...

Elda:
Gracias Elda.
Bueno, hay veces que uno está sensible y otras áspero y pincho como cardo borriquero. Yo suelo pecar de esto último, pero en ocasiones...
Salu2.

Alfredo dijo...

Jose Luis.
No voy a visitar tu pagina, es más, dudaba si eliminar un comentario que solamente busca su propia propaganda. Hay que ser un poco más sutil. Con que solamente hubieras hecho una mínima referencia al cuento, yo hubiera visitado tu blog. Por ese camino vas mal.

Alfredo dijo...

Martes de cuento:
Agradecido por el comentario y por el enganche. Pasaré por tu blog.
Salu2.

Alfredo dijo...

Fanny Sinrima:
Gracias por el comentario. Ni la inteligencia ni el cariño es potestad de los humanos, cada ser viviente en su medida posee lo que dios les ha dado.
Salu2.

Alfredo dijo...

Cronista imaginario:
Me alegro que estés recuperado, melancólico cronista. Pasaré a hacerte una visita en cuanto me reponga un poco.
Salu2.