viernes, 13 de junio de 2014

Naturaleza dos veces muerta.




El hortelano plantó unos frutales que cuidó con esmero; riego, poda, y el mejor sistema para erradicar los pulgones y las hormigas atraídas por el líquido azucarado de estos últimos; de las ramas colgó cajas con mariquitas que se comían los pulgones.

 A su tiempo, cada cual recogió los frutos que esperaba de aquella colaboración; los  árboles florecían, las abejas polinizaban, las mariquitas mantenían hojas y flores libres de plagas, y el aldeano tenía manzanas, peras, ciruelas...

Como todo ser vivo, acabado su ciclo, el árbol murió. El hombre derribó el árbol, pero, no queriendo que su madera fuera solamente pasto de las llamas, le dio un uso más: Construyó un banco que colocó en el jardín, para sentarse a disfrutar del  atardecer.

Pasaron los días, los meses y años, el sol del verano, la lluvia del otoño y la escarcha del invierno. El aldeano fue dejando de sacar brillo con la culera a las maderas del banco, que se resintió. Los xilófagos comenzaron a roer por fuera y por dentro, y, ayudados por las inclemencias del tiempo, acabaron con el que otrora fuera un magnífico frutal y solaz de aquél que lo planto.

4 comentarios:

jose luis dijo...

Me acuerdo que yo tambien fui arbol......

Elda dijo...

Ah que bueno!, es verdad que las mariquitas se comen a los pulgones...?.
Que bonito relato y que real el proceso de la naturaleza como la del hombre. Bonito detalle para el árbol, pero al final sin un cuidado todo fenece.
Me ha gustado mucho, es una bonita reflexión y la imagen, preciosa.
Un abrazo.

Alfredo dijo...

jose luis.
¿Y te dejas comer por las termitas?
Salu2.

Alfredo dijo...

Elda.
Amiga mía, entre muchas mentiras cuento alguna verdad. Verdad es que se venden los huevos, creo que también las larvas, de mariquita, y que comen los pulgones de tus plantas.
Los viejos, que son sabios por lo que han vivido, nos enseñaban aquella canción para que la mariquita te contara los dedos y se echara a volar. No era otra cosa que protección para quien te ayuda.
Gracias por el comentario.