martes, 14 de octubre de 2014

Talabartero.


(De talabarte).

Natural de Talabarte, provincia de...

Ya sé que no voy a engañar a nadie pero, ¿sería tan descabellado pensar que existe la cuidad de Talabarte? Creo que el nombre sería bonito para un pueblo, y en esa creencia, me dio por buscar por ver si lo encontraba. Vano intento.

Sin embargo, siempre se aprende algo, aunque sea de una búsqueda infructuosa.  Pero vayamos por partes; Talabartero es lo mismo que:

1. m. y f. Guarnicionero que hace talabartes y otros correajes.

Por si alguien no recuerda el significado de talabarte, ahí va:
 (Del provenzal talabart).
1. m. Pretina o cinturón, ordinariamente de cuero, que lleva pendientes los tiros de que cuelga la espada o el sable.

Retomo lo anterior, no sin antes decir, que me gusta mucho la guarnicionería, y que cuando voy a una feria o mercado, no dejo de visitar el camión del guarnicionero. Recordé al buscar la quimérica ciudad de Talabarte, que hace tiempo había seleccionado una palabra que también tiene que ver con el tema; "Guadamecí", así que la busqué.
 (Del ár. hisp. ḡadamisí, y este del ár. ḡadāmisī, de Gadames, ciudad de Libia).
1. m. Cuero adobado y adornado con dibujos de pintura o relieve.

Me llamó la atención la ciudad de Gadames, y me entretuve leyendo sobre sus habitantes; los garamantes, pueblo que ya era importante hacia el siglo VI a. C. y que Cervantes cita en el capítulo XVIII del Quijote, donde se narra la batalla contra dos rebaños de ovejas que cree ejércitos.
... y has de saber, Sancho, que este que viene por nuestra frente le conduce y guía el gran emperador Alifanfarón, señor de la grande isla Trapobana; este otro que a mis espaldas marcha es el de su enemigo el rey de los garamantas, Pentapolín del Arremangado Brazo...


En fin, lo dicho, siempre se aprende algo.



2 comentarios:

Elda dijo...

Pues si no dices tan pronto que no existía, me lo había creído, podía perfectamente ser como dices, una pequeña ciudad o un pueblo.
Estupenda tu curiosidad para ofrecer información, pero al ser nombres que no se oyen, en cuanto salga de tu blog, se me ha olvidado...
Un abrazo.

Alfredo dijo...

Elda.
¡Quien puede asegurar que no exista! El mundo es grande y sorpresas se encuentran a cada paso.
Gracias por el comentario.
Salu2.